jueves, 15 de septiembre de 2011

Pensándolo Bien: Functus officio


*Locución latina que significa “Habiendo cumplido su función”

Por Juan Roberto Valdez Leyva
                                                                                                                              
El Bitachi.- ¿Le gustaría estimado lector saber que el Gobierno representado por los tres poderes a saber: El Legislativo, El Judicial y El Ejecutivo; tras esclarecer  los abundantes casos de crímenes y delitos en general, las frecuentes faltas y violaciones a la Ley, las graves injusticias sociales, las mañas políticas y electorales, el robo y el saqueo al erario público o a los recursos naturales, los atropellos y violaciones a las garantías individuales y derechos humanos; las respectivas comisiones escogidas para perseguir y castigar dichos delitos se disolvieran “functus officio”, es decir, habiendo cumplido su función?.

¿Aplaudiría Usted que ante la desvergonzante corrupción, la perniciosa  impunidad; los funcionarios pudieran cerrar honestamente sus Informes de Gobierno con la frase “functus officio”, otra vez, habiendo cumplido su función?

Apuesto a que a la mayoría le gustaría y aplaudiría tan patrióticas decisiones a favor del pueblo.

Pero…la realidad contradice los anhelos ciudadanos.

No basta que haya una Comisión de Hacienda, Patrimonio y Cuenta Pública, cuando los mismos integrantes no la discuten, mucho menos la analizan y la autorizan al bravazo a través del indigno mayoriteo  para quedar bien con el jefezuelo en turno valiéndoles un gorro la comunidad.

No es suficiente que exista una Comisión de Seguridad Pública y Tránsito Municipal cuando la ciudadanía se queja del alto índice de robos a transeúntes, a casas, de autos y de la falta de criterio y abusos que con frecuencia ocurren en dichas corporaciones.

Se requiere de una Comisión de Desarrollo Urbano y Servicios Públicos cuyos integrantes tengan la visión de mejorar los espacios públicos y eficientar los servicios motivando al ciudadano a participar.

¿De qué sirve una Comisión de Educación y Cultura que no aterriza la multiplicación de eventos en colonias y comunidades rurales para enseñarles a esos niños y jóvenes que existe otro mundo detrás de los cercos o canales de sus entornos?

No basta membretar una Comisión de Deporte y Recreación cuando se agrega el ingrediente indiscriminado  de bebidas alcohólicas y los campos destinados para las ramas deportivas terminan en gigantescas cantinas.

¿Qué áreas de la vida pública vigila la Comisión de Gobernación y Reglamentación? La impresión ciudadana es que hay un relajamiento total en este rubro. Pareciera que cada quien puede hacer lo que le dé la gana y si no amigos integrantes, échense un clavadito al gasto en propaganda y publicidad y pregúntense ¿Beneficia realmente eso al pueblo?

¿Y si la Comisión de Salud Pública y Asistencia Social se pusiera las pilas en acciones como vacunación y esterilización  masiva de perros y gatos, un mejor tratamiento de la basura y aguas residuales, la recuperación del Río Mayo con la participación de los 4 municipios que antaño se beneficiaban de él y con un programa eficaz de asistencia a los más fregados?

Ante el creciente desempleo son necesarias las propuestas de la Comisión de Desarrollo Económico y de la Participación ciudadana, analizar por ejemplo las fortalezas de cada micro región para atraer inversiones de preferencia locales y con ello la generación de empleos.

Tampoco es suficiente una Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento cuando los ciudadanos siguen viendo manganeso en el vital líquido, un alto porcentaje de familias no tienen acceso al drenaje y pululan en el aire cantidades inapropiadas de partículas ligadas a heces fecales de humanos y animales.

¡Ay indígenas! Pareciera que la única modificación que han tenido es que ahora muchos de ustedes son católicos. ¿Y la Comisión de Asuntos Rurales e Indígenas? Bien, gracias, esperando los tiempos electorales para volverlos a engañar.

Al menos en Navojoa, los locatarios están confrontados con el munícipe a causa de las mentadas concesiones, el rastro ahí la lleva bien que mal y los panteones convertidos en mini monopolios al grado de que ya no se puede apartar un lote y los encargados imponen a sus propios albañiles. ¿Y dicha Comisión? Bien, cobrando a gusto lo que el pueblo les paga pero que no corresponden.

Siguiendo con Navojoa, el trienio pasado fueron despedidos arbitrariamente más de un centenar de trabajadores del Ayuntamiento, hoy se menciona con insistencia que la planta laboral está súper excedida. ¿Ya vieron eso integrantes de la Comisión de Asuntos Laborales? Puede venirse un problema grande al término de la gestión y no se vale que lo resuelvan con recursos públicos que muy bien pueden aplicarse para otros conceptos de mayor utilidad social.

Respecto a la Comisión de Comercio y Espectáculos Públicos, socializaré la pregunta ¿Bajo qué argumentos se concesionó a un particular el estadio municipal Manuel “Ciclón” Echeverría?

Faltan las breves reflexiones a dos Comisiones más, las de Ecología y Preservación del Medio Ambiente y la de Atención a la Juventud; a las cuáles es bueno plantearles que hay tala inmoderada del monte para la obtención de carbón y parece que los integrantes ni por enterados se dan y que los jóvenes necesitan aparte de oportunidades, ejemplos de honradez, de decencia y de amor verdadero al terruño, no al trienio ni al sexenio.

Como cierre de columna les pregunto: ¿Tendrán la voz completa para que después de estos tiempos de Informes expresen “functus officio?

En serio: ¿Han cumplido su función?

Digo, porque a nadie le gusta pagar por un mal trabajo.

Buen día.

Correo: juanrobertovl@hotmail.com