miércoles, 4 de marzo de 2015

Carrusel- Víctor Fausto Silva

+ “El Chapito” Barrón, chaquetero y arribista + Después de ¡35 años! de militancia y de succionar la ubre en el PRI, se da cuenta de que “no es democrático” + Ahora buscan usarlo como pony de Troya,  para incrustarlo en el equipo de Raúl Silva Vela + Remedios Pulido, lista para entrar a la contienda, y con más “tablas” + En Huatabampo, “El Chavalo” Díaz cierra fuerte y les pavimenta el camino a los candidatos del PAN.




Agenda Pública/VM, 4 de marzo.- No duda cabe que esta semana fue bastante movida en cuanto a sucesos políticos. Los hubo  de todos los colores y sabores, dignos de tomar en cuenta para su análisis.

Primero, pasó lo que todo mundo esperaba, que Javier Barrón Torres “chaqueteara” en el PRI para pasarse a las filas de Acción Nacional con el pretexto –perdón, argumento- de haber descubierto que en el tricolor donde militó más de treinta y cinco años jamás existió real democracia en muchos de sus procesos y tampoco hubo apertura de oportunidades para quienes forjaron una carrera política y que realmente lo merecían.

Obviamente, citó como emblemático su propio caso- muy convenientemente se le “olvidó” que bajo las siglas del PRI hizo carrera política-  y ya picado y en la barra denunció que la gota que derramó el vaso fueron los argumentos “simples y sin sustento, como la falta de documentos  que la Comisión de Asuntos Internos tomó como pretexto para negarme el registro como aspirante a la precandidatura por la presidencia municipal, y solo evidenciaron la política de imposición que desde algunos años en el PRI ha venido imperando, tanto a nivel estatal como local”.

 “Lo que le hicieron al Borrego Gándara, con quien me la jugué, no tuvo precedente, y  tampoco me gustó la manera como reaccionó el Borrego y la dejé pasar como muchas otras. Ahora me tocó a mí y eso no se los voy a permitir”, dijo.
Entonces  y con aires de gran chamán de la polaca, anunció que desde ese momento presentaba públicamente su renuncia al PRI y se adhería al PAN, para sumarse “a un planilla ganadora con Javier  Gándara a la cabeza, con Máx Othón a la diputación local, César Bleizeffer a la diputación federal y con Raúl Silva Vela a la presidencia municipal”.

Todo estaría bien, primero porque en este país que en lo político anda de cabeza a nadie sorprende un “chapulín” más, de no ser porque la supuesta pataleta y el mensaje de Barrón  sonaron más falsos que un billete de 30 pesos. Pero vayamos por partes,  como dijo Jack “El destripador”.

¿Acaso el PRI no le dio en sus años mozos la oportunidad de ser dirigente del Frente Juvenil Revolucionario? ¿No le dio la oportunidad de ser dos veces regidor? ¿No le dio la oportunidad de ser funcionario del gobierno del estado? ¿No le dio la oportunidad de ser alcalde interino y luego responsable de la oficina de la presidencia?

Luego entonces, ¿de dónde vino la traición?

Ahora sale con que nuuuuuuunca, -tardó “alguito”: después de 35 años de succionar la ubre del PRI- se dio cuenta que no hay “democracia real ni mucho menos oportunidades” y que la traición vino del partido hacia él.

¡Vaya cinismo del “Chapito”! Ahora resulta que en su diminuto cerebro -o al parecer- como dicen los chotas- en su posible padecimiento de Alzheimer se le olvidó que gracias al PRI gozó de muchas prebendas y ahora quiere patear el pesebre diciendo que el tricolor es corrupto y negro y que en su nuevo partido el PAN todo es blanco y puro.

Eso nos hace recordar las sabias palabras de Carlos Castillo Peraza, uno de los últimos pensadores del PAN: decía que cuando un priista se cambiaba a su partido creía que lo recibían con agua bendita y se sentían purificados, pero a la postre resultaban  ser  los más corruptos y torpes para gobernar.

¡Cuánta razón sigue teniendo el gran ideólogo de Acción Nacional! Ejemplos sobran.

El efecto bumerang

La estrategia en la que cayó como anillo al dedo “El chapito” Barrón es demasiado obvia: los nuevos dueños del PAN le apostaron a pegar  un  golpe mediático al PRI, pues con eso creen  tener ganada la contienda electoral, sólo que al  sumar a quien desde ahora es considerado por los priistas como un  traidor e ingrato y por los propios panistas un arribista, lo único que están garantizando es cosechar el efecto bumerang.

En efecto: los priistas se alegran de que Barrón se haya ido y los panistas de cepa paran las orejas, porque legítimamente sienten que está llegando al nopal cuando tiene tunas y quiere cosecharlas con las manitas limpias.

A los operadores políticos azules ni siquiera les importó llevarse entre las patas al candidato de su propio partido a la presidencia municipal Raúl Silva Vela,  quien desde hace rato trae un buen discurso de transparencia, democracia, resultados, anticorrupción, honestidad y credibilidad con severas críticas a los gobiernos priistas de tener paralizado el progreso de Navojoa.

Ahora tendrá que cargar a su lado a un personaje que es parte de lo mismo que ha venido criticando. ¿Lo llevará como candidato a síndico procurador, como producto de una negociación  de los que se dicen dueños de Acción Nacional en el sur de Sonora?.

Con todo lo anterior se confirma la tenebrosa reunión celebrada en fechas pasadas entre Roberto Romero, Máx Othón, César Bleizeffer y Natanael Guerrero, con la intención de llevar a cabo una negociación donde todos saldrían ganando.

Los resultados serian que la contadora Remedios Pulido saldría con los brazos en alto para la alcaldía, a cambio de los triunfos de Máx Othón en la diputación local por el XIX distrito electoral y César Bleizeffer Vega en la diputación federal.

Bien dicen que los buenos políticos entienden entre líneas, así sean de diferentes partidos.

Hay que recordar amable lector, que a Silva Vela no terminan de perdonarle que se les haya colado a base de talacha y por su buen prestigio, y tratarán de descarrilar su proyecto hasta el último momento.

Desde un principio fue público y notorio que Raúl Silva nunca fue ni será santo de devoción del secretario de gobierno  Roberto Romero y compañía. Ahora se entiende por qué le ofrecieron la sindicatura al “Chapito” Barrón, pues desde ya lo consideran el caballo de Troya -más bien el poni de Troya- que acompañará a Silva Vela si éste se deja.

Y ya que estamos hablando del “Chapito” Barrón, no hace mucho que acusaba a Silva Vela y a los propios panistas de chapuceros, deshonestos y ladrones, ¡aaaaah pero como ahora padece de Alzheimer, qué pronto se le olvidó!

Peeeero a quienes jamás se les olvidó fueron, de entrada y para abrir boca, a los locatarios del mercado municipal, pues todavía tienen muy presente que cuando el “Chapito” Barrón estuvo interinamente al frente de la alcaldía, maniobró contra ellos a través de la síndico procurador para meterlos en cintura, porque desde ese entonces los locatarios ya coqueteaban con Silva Vela.

Por eso ahora son éstos los primeros en pegar el grito en el cielo amenazando con retirarle al galeno su apoyo y el de sus familiares, -que suman más de 250- si Silva Vela acede a llevar como fórmula al recién llegado al partido.

Exponen ellos el justificado sospechosismo de que Javier Barrón se haya sumado al PAN precisamente ahora, cuando medio mundo olfatea que tienen un candidato altamente competitivo como para dar la batalla grande por la alcaldía y en un descuido alzarse con ella, convirtiéndose en el primer presidente municipal ajeno al PRI.

Ellos dicen que si a Barrón le ganó tan repentina como apasionadamente su admiración por un PAN tan prometedor, entonces bien haría en sumarse a la campaña de Javier Gándara –seguramente le acarreará miles de votos, ¡mjú, ándale pues!- y dejar en paz a los de casa. Pues tendrán razón.

Ahora bien, y visto de otro modo, ¿cómo es posible que Javier Barrón recientemente haya acusado a su excompañero de partido Gustavo Mendívil de gandalla, porque pretendía impulsar al mismo tiempo su precandidatura a la presidencia municipal y la de su señora esposa Anita Valdés a la diputación local por el XX distrito electoral y ahora él con esa misma frescura se le hace fácil desplazar y agandallar a los verdaderos panistas que tienen bastante tiempo picando piedra y haciendo cola para llegar a un puesto de esa categoría?

Noo, si les digo que tiene flaca memoria “El Chapito”…cuando le conviene.

Ahora bien, se dice que  Roberto Romero tiene armado todo un equipo para descarrilar a Silva Vela contando con Máx Othón, Sergio Bustamante Durazo -quien se desempeña como titular en el Cereso local y trae toda la operatividad territorial-  y al propio “Chapo” Barrón para desestabilizar a la militancia y liderazgos, con la obvia intención de bajarle puntos a Silva Vela, entre muchos otros más.

Por lo pronto, agarre usted asiento amable lector, porque en esta contienda habrá grandes sorpresas. Al tiempo… falta poco para verlas.

Remedios Pulido, lista

Otro de los eventos importantes fue que por fin, cumpliendo con los plazos que marca la convocatoria,  la Comisión de Procesos Internos del PRI entregó  la constancia que acredita como candidata a la presidencia municipal a la contadora Remedios Pulido, que en su discurso dio muestra de que en tan poco tiempo ya le dieron su “pulidita”, pues se vio más relajada al dirigirse a los asistentes al evento.

Se ve que aprendió rápido a controlar el micrófono y a mantener el control del escenario.

A dicho evento acudieron los sectores, organizaciones, líderes de colonias y comunidades, además de contar con la presencia del  precandidato a la diputación local Jorge Márquez Cázares.

Pulido Torres agradeció la presencia de todos los asistentes, en especial de Ludolfo Meza, Lupita Villaseñor, Jaime Herrera Montes,  Roberto Yépiz  Alcántar, líder del PRI municipal,  y de la secretaria general Karina García de León, entre muchos otros más.

Como se vio,  estuvo acuerpada por los representantes de  las diferentes fuerzas del PRI.

Lo que sigue gustando de Pulido Torres es su forma tan sencilla de comunicarse con la gente, en un discurso muy a tono con su personalidad, porque como ya lo hemos dicho la gente está harta de políticos que abusan del “rollo” y de florituras inentendibles sólo porque se les da bien la oratoria, aunque a la hora de la hora dicen mucho y a la vez nada. Ni ellos mismos terminan por entenderse.

Por eso repetimos que Remedios Pulido sabe comunicar lo que dice y eso le agrada a la gente, aunque eso no sea del gusto de un puñado de misóginos, de aquellos “hombres” que no soportan ver que una mujer esté subiendo como la espuma y que en tan poco tiempo haya causado una buena impresión entre la ciudadanía.
(Bueno, sí entendemos por qué hay hombres que odian a las mujeres, pero allá ellos. Muy sus gustos …)

Si a eso se le suma que la trayectoria de Remedios Pulido ha sido forjada con base en el esfuerzo, el temple y dedicación de una mujer a la que nada le ha sido regalado, termina uno por convencerse de que el PRI echó mano de una estupenda carta para la batalla que viene.

Remedios goza de buena imagen porque tiene las manos limpias y no tiene nexos con gente de mala reputación.

De que sabe, sabe

Al que deberíamos felicitar si lo tuviéramos a la mano sería a Héctor Astudillo Flores, candidato de unidad por el PRI a la gubernatura de Guerrero, pues no cabe duda que en esa encomienda buscar echar mano de los mejores.

Por eso no extraña que traiga cerquita al navojoense Efraín Martínez, de probada eficiencia como consultor político.

Efraín tiene entre muchos otros méritos surgidos de su reconocida capacidad analítica, el haber pronosticado desde el 2013 que la candidata naturalita a la gubernatura de Sonora sería Claudia Pavlovich.

Saque cuentas, estimado lector. De que sabe, sabe…

“El Chavalo”, como el primer día

Por rumbos de Huatabampo, nos reportan al alcalde Ramón Díaz Nieblas tan girito como el primer día de su gestión, tupiéndole duro a la entrega de obras y el inicio de otras que sin duda le abrirán un nicho entre los mejores alcaldes que haya tenido ese municipio.

Ahí están por ejemplo la primera etapa de remodelación del estadio Jesús C. Ibarra y el arranque de las obras para construir el auditorio municipal, con inversiones inéditas en el empuje al sector deportivo.

No por nada andan con una sonrisa de oreja a oreja los candidatos del PAN, pues una labor así les allana y les pavimenta el camino a quienes como Shirley Vázquez y César Bleizeffer van por todas las canicas, el segundo de ellos por cierto, con bastante ventaja sobre el priista Próspero Ibarra Otero.

No cabe duda que “El Chavalo” ha sabido posicionar bien la marca azul, como para que los huatabampenses se animen a repetir en las urnas una decisión que tan buenos resultados les ha dado este trienio.



E-mail: periodismocomoes@gmail.com