miércoles, 2 de julio de 2014

Se acabó el tiempo de la mujer invisible: Francesca Gargallo

*Destaca el papel preponderante de la mujer en las novelas de Eve Gil y Mónica Lavín, quienes participarán en la próxima Feria Universitaria del Libro, FUL 2014.



Pachuca de Soto, Hgo./Difunet/VM, 2 de julio.- Responsable de la presentación de las novelas “El Doble Filo”, de Mónica Lavín y “Doncella Roja”, de Eve Gil, Francesca Gargallo encuentra en la obra de ambas escritoras el registro de una profunda transformación social que pone fin a la era de las mujeres invisibles para el sistema y se traduce en personajes femeninos, que desde lo cotidiano ofrecen múltiples posibilidades de acción y se convierten en el centro de estas historias, las cuales se presentarán durante la 27 edición de la Feria Universitaria del Libro, FUL 2014, entre el 22 y 31 de agosto próximos.

La también escritora aclara que si bien ambas novelas tienen la cualidad de plasmar la transformación social antes descrita, no anteponen una posición a la narración; “son narrativas que llevan al lector a cuestionarse, a entretenerse, a fantasear y a preguntarse qué podría ser”, advierte Gargallo, tras reconocer que ni Mónica Lavín ni Eve Gil son abiertamente feministas y sin embargo a través de su obra hacen parte de la propuesta de transformación.

“Mónica tiene personajes que se afirman como mujeres, que extienden sus manos a otras mujeres, que trabajan, confían y construyen relaciones diversas, mujeres que transforman pueblos y dinámicas familiares; Eve le da centralidad a personajes femeninos y aunque puedan ser aparentemente tradicionales, terminan rompiendo los esquemas y desencadenando nuevas cosas. Ni Mónica, ni Eve son teóricas feministas pero en toda su literatura las mujeres actúan y son centrales para pensar el mundo”, afirma.

En El Doble Filo, editado por Random House, Mónica Lavín trabaja la experiencia de una terapeuta en un pueblo muy pequeño en México y las dificultades que tiene en ese ambiente entre el deber de recordar y la necesidad de olvidar un gran amor, siempre relatando historias cotidianas sobre la vida de las mujeres pero que reflejan las transformaciones culturales que se dan en estas.

“Mónica siempre como una especie de Balzac femenino, capaz de entender lo sistémico de la cotidianidad y la necesidad de romper con ella. La necesidad urgente, importante, de romper con ella, pero no mandándola al demonio sino realmente de destejerla para que seamos libres. La libertad nos debe de hacer felices y la libertad nos hace felices sólo si hay justicia”, advierte Francesca Gargallo, al referirse a la obra de la también ganadora en 2009 del Premio Iberoamericano de Novela “Elena Poniatowska”.

Durante la FUL 2014, que se llevará a cabo del 22 al 31 de agosto en la ciudad de Pachuca de Soto, Hidalgo, Francesca Gargallo también presentará la novela La Doncella Roja, escrita por Eve Gil y editada por Suma de Letras, siendo la última entrega de la trilogía de Sho-Shan, La Dama Oscura, donde narra las aventuras de las hermanas Cho y Murasaki, quienes viajan a China para desentrañar los misterios acerca de la vida de su madre.

En palabras de Francesca Gargallo, La Doncella Roja es un juego muy mexicano sobre el manga asiático; en la trilogía se describen personajes que pasan del manga a la vida real y todo eso atravesado por el drama de la represión y asesinato masivo de personas rebeldes en la plaza de Tian’anmen, hace 25 años.

“Aparentemente ninguna de estas novelas está trabajada desde un compromiso social y sin embargo, ambas tocan fuertemente el trasfondo social, lo que las convierte en verdadera literatura”, reafirma Gargallo, quien encuentra en la obra de Eve Gil además de la capacidad de mezclar una cotidianidad hipermoderna con la más antigua tradición de la literatura china y japonesa, la aparición de personajes femeninos que se atreven a entrar y deshacer el mundo, que hablan de la prostitución, ponen en duda su propia sexualidad y se atreven a cuestionar la institución familiar.


Finalmente, Francesca Gargallo concluye que ambas son grandes escritoras que se complementan fuertemente y que aportan una nueva visión sobre el papel de la mujer en la sociedad actual, que arrastran una transformación y dan registro de ella al tiempo en que actúan sobre ella, “estas novelas dan cuenta de que el mundo de la prisonía doméstica de este sistema, que quería que las mujeres fueran invisibles por un lado y encerradas por el otro, se acabó, se acabó definitivamente”, afirma la Doctora en Estudios Latinoamericanos y Licenciada en Filosofía.