viernes, 27 de junio de 2014

Suben accidentes en hogar en vacaciones de verano

Ciudad Obregón/VM, 27 de junio.- En vísperas de las vacaciones de verano el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hace un llamado a los padres para que extremen precauciones con sus hijos, ya que durante este período de descanso  se incrementan los accidentes en el hogar.

Durante el descanso escolar, algunos menores se queda solos en el hogar y disponen de tiempo libre sin supervisión de los adultos,  por lo que están más propensos a sufrir accidentes.
Estos pueden ir desde ligeros –raspones- hasta lesiones graves, que requieren atención médica de urgencias, informó Jaime Luis Valenzuela Robles, jefe de Seguridad en el Trabajo del Instituto Mexicano del Seguro Social.
Recordó que las zonas del hogar con mayor índice de accidentes son: la cocina, el baño, las escaleras y la sala, donde se producen quemaduras, intoxicaciones, caídas por juego, lesiones en extremidades, cuello y columna vertebral.

Por ello se recomienda que los adultos monitoreen cualquier actividad que los menores realicen.

“Cuando los menores están de vacaciones,  sin actividades, se la pasan pensando qué comer, esto los lleva con mucha frecuencia a la cocina; es ahí donde ocurren la mayoría de los accidentes, ya que es donde  se encuentran  objetos peligrosos, como  cuchillos, cristalería, sartenes calientes, fugas de gas y sustancias químicas peligrosas”, señaló el especialista.

Debemos tomar en cuenta que los menores de cuatro años de edad son los más propensos a los accidentes en el hogar, ya que tratan de conocer su entorno a través de manos y boca, por ello se tienen que mantener fuera de su alcance todos aquellos objetos punzo cortantes, encendedores y artículos de limpieza tóxicos, así como también poner tapones de seguridad en contactos eléctricos.

Valenzuela Robles señaló que no se deben guardar sustancias tóxicas en envases de refresco u otros exclusivos para alimentos y bebidas, para evitar confusiones e ingesta de los mismos;   recomendó almacenar las sustancias peligrosas en gavetas bien cerradas y fuera del alcance de los menores.


Las vacaciones son el espacio de acercamiento, convivencia y enseñanza entre padres e hijos por lo que es importante enseñarles a prevenir los accidentes, explicó Jaime Valenzuela.