martes, 15 de abril de 2014

En vacaciones visite el patrimonio arqueológico de Sonora

Hermosillo/VM, 14 de abril.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia invita a conocer y disfrutar del patrimonio arqueológico en el estado de Sonora, específicamente a la Zona Arqueológica Cerro de Trincheras, ubicado en el Municipio del mismo nombre.

Cerro de Trincheras ofrece a los visitantes nacionales y extranjeros entrada libre a su Centro de Visitantes, mismo que incluye un recorrido introductorio que permite conocer los antecedentes del surgimiento del centro rector de la Tradición Trincheras (1300 a 1450 d.C.), así como exposiciones itinerantes en sus salas temporales de exhibición y el recorrido la zona arqueológica, que cuenta con un sendero interpretativo, facilitando el desplazamiento del público desde la base del cerro hasta la cima.

Adicionalmente se cuenta con los servicios necesarios para el goce del lugar (estacionamientos, sanitarios, sombras, bancas, áreas de descanso) en un horario de 9:00 a 18:00 horas de martes a domingo.

La zona se encuentra a 230 kilómetros hacia el noroeste de la ciudad de Hermosillo, para llegar hay que tomar la carretera federal número dos, entre Santa Ana y Caborca, se toma un camino asfaltado que conecta con el pueblo de Trincheras.

Cabe mencionar que a través de más de dos décadas de investigación, hoy sabemos que la zona fue ocupada por la cultura Trincheras en un área que se extiende desde el Golfo de california al Oeste, hasta el río San Miguel al este y desde las inmediaciones de la frontera internacional hasta llegar a las cercanías de Desemboque en la costa del golfo de California, por el sur.

La denominación “Trincheras” para estos vestigios proviene de la interpretación hecha por los españoles, quienes relacionaron estas construcciones con actividades de defensa, aunque originalmente fueron muros de piedra que formaban terrazas multifuncionales.

De esta ciudad prehispánica de primer orden, entre sus elementos arquitectónicos destacan las cerca de 900 terrazas principalmente sobre la ladera norte, algunas de ellas llegan a tener cien o más metros de longitud, la gran mayoría constituyeron plataformas habitacionales de unidades domésticas.


Cerro de Trincheras se convirtió hace 700 años en el centro rector de la tradición Trincheras, alcanzando el nivel más complejo de organización entre los sitios de esta tradición. Concentró una población de más de mil habitantes por tan solo 150 años; cuando no fue posible seguir controlando los valles desde este pueblo, las comunidades volvieron a vivir en aldeas dispersas durante los siguientes siglos.