domingo, 16 de febrero de 2014

Por los Caminos del Sur de Sonora- Sigue igual

Por Ramón García


Navojoa/VM,  16 de febrero.- Un viaje inesperado al puerto de Yavaros me hizo visitar la famosa “Tierra de los Generales”, la bella Huatabampo. Tenía varios meses sin estar esos lares. Me encontré con algunas novedades, como calles nuevas, la reubicación de los vendedores de vehículos usados y hasta conocí finalmente la tan cacareada plaza comercial “Omega”. Todo eso en unos cuantos minutos. Sin embargo, también pudo constatar que la realidad, por más que se le quiera empolvar colocándole polvos aromáticos y con muchos halagos, la mayoría pagados,  sigue presente.

Las calles polvorientas de las colonias, cuyos habitantes no suelen hacer “chillar el sartén” todos los días, como quisieran, por la falta de empleos, siguen presentes. En Bachantahui nuevamente el rostro de que todo sigue igual apareció en la forma de una persona que junto con sus hijos se apostó en medio de la carretera para pedir un ayuda a los automovilistas que transitaban por el lugar para poder trasladar a un familiar al Hospital General de Hermosillo.

La pobreza, la marginación y el olvido siguen presentes para muchos huatabampenses, cuyas vidas no varían,  pese al cambio de colores en su gobierno municipal y tener un alcalde con botas y sombrero, que la lógica indica debería de conocer las condiciones en que viven muchos de sus gobernados.

Hasta semanas antes de que asumiera su mandato, Ramón Díaz Nieblas, era uno de los principales contaminantes de un canal agrícola de desagüe cercano al poblado La Unión. Sus empleados utilizaban el bordo del afluente para enterrar las reses que morían en la engorda del famoso “Chavalo”. La denuncia de los vecinos no trascendió por que la presentaron en período electoral, días antes de la jornada de elección y, para colmo, fue hecha por el hermano de uno de un funcionario priista, que en ese entonces era el comisario de La Unión. Cuentan los vecinos, que en cuanto llegó a la silla presidencial, “El Chavalo” mandó limpiar el canal y echar más tierra al bordo para tapar cualquier vestigio de los animales que arrojaron de su engorda. Fue astuto Díaz Nieblas ya que evitó que esta situación fuera utilizada para golpearlo políticamente. Sin embargo, algunos grupos ecologistas desde hace varios meses se encuentran investigando más atentados en contra del medio ambiente por parte de las autoridades municipales, en específico del Alcalde. No dude que el resultado sea a dado a conocer en el transcurso del año.


E-mail: ramongb@valledelmayo.mx