viernes, 27 de septiembre de 2013

El Piquete del Bitachi

Navojoa/VM, 26 de septiembre.- Adiós. Todo hace suponer que dos funcionarios de alto nivel del Ayuntamiento de Navojoa están por decidirle adiós a sus cargos. Se trata del encargado de la Secretaría de Seguridad Pública, Edgardo Miranda, y el secretario del Ayuntamiento, Miguel Martínez González.
El primero estaría siendo sustituido por un policía federal actualmente comisionado en el centro del país, aunque su familia radica en esta ciudad. Al parecer el alcalde Alberto Natanael Guerrero ya ha hecho contactos con este personaje y sólo es cuestión de tiempo para que se concrete el relevo.
En el caso de Martínez González desde hace un buen tiempo se ha venido ventilando en los pasillos de Palacio Municipal su salida. La silla que dejaría vacía estaría siendo calentada por un conocido político apellidado Yépiz. ¡Hagan sus apuestas, señores!.
Sospechosismo. Ya se puso. Inspecciones de Regulación Sanitaria de la Secretaría de Salud Estatal llegaron con el machete afilado hace unos días y que clausuran el área de carnicería de un conocido súper local ubicado por la calle Cuarta y Bravo.
Para más señas, su propietario es un conocido empresario dueño de un medio de comunicación. El motivo de la clausura, cuentan los enterados, fue el vender alimentos (cárnicos) faltos de higiene, aunque la medida levantó el “sospechosismo” de los entendidos.
Curiosamente días atrás su medio de comunicación publicó una redada hecha por los policías municipales contra varios jóvenes que alegremente compartían a lo largo de los bulevares Centenario y Álvaro Obregón, y el sospechisismo aumenta cuando a primera plana sale un júnior, al parecer hijo de una diputada muy cercana al Gobernador Guillermo Padrés Elías y, por ello, con los suficientes “contactos” para ponerle un “estate quieto” al poderoso Ted Turner del Mayo. Los enterados dicen que en este asunto, como decía Raúl Velasco: “aún hay más”. Gajes del oficio.
Newton. Quien seguramente debe conocer a la perfección la famosa Tercera Ley de Newton (el principio de acción y reacción) es el alcalde de Huatabampo, MVZ Ramón “Chavalo” Díaz Nieblas, quien prácticamente se la lleva reaccionado a toda acción que realiza su similar de Navojoa, Alberto Natanael Guerrero López.
No bien saca un programa la administración priista de Navojoa cuando los huatabampenses salen con otro.
Sin embargo hay una diferencia enorme entre una y otra administración. El Pitillo” ha sabido rodearse de gente joven, creativa y de ideas innovadoras, al grado de que los bonos del navojoenses se encuentran por las nubes.
Díaz Nieblas, cuentan los cafeceros de Huatabampo, ha elegido como funcionarios a gente que no ha sabido dar el ancho en sus cargos y que, de todos, el único que se salva es su síndico procurador Gustavo Pacheco Alarcón.
“El Chavalo” es un hombre que suele levantarse a las cuatro de la mañana y prácticamente a las cinco ya está listo para salir, como lo hacía Domingo Corrales: a mirar sus propiedades. Sin embargo, debe tener en cuenta que en política “no por mucho madrugar amanece más temprano”. La debilidad de la administración del “Chavalo” son algunos funcionarios de primer nivel, insistimos, que no han sabido estar a la altura de las circunstancias, aunado a que cada vez hay más inconformidad contra su gestión, sumado al activismo que tiene el diputado local Próspero Ibarra Otero, lo que amenaza con hundir al barco azul que navega por las aguas huatabampenses.