lunes, 26 de diciembre de 2011

Llevan Policías de Etchojoa Alegría a Niños Pobres

“Santaclós si existe y nos vimos a visitar”, gritaron niños de poblados indígenas visitados

El Bitachi/ Etchojoa.- Los “jojojojojo” de Santaclós resonaron en El Carrizal, Burabampo y La Guaytana, tres poblados indígenas de Etchojoa, en donde los niños vieron con asombro como un regordete viejito barbón y vestido con chaqueta roja llevaba a sus lugares a repartir dulces, juguetes y ropa.

La Policía Municipal implementó un gran operativo para ayudar al señor de los juguetes a llevar los regalos hasta esos pueblos marginados, en donde la niñez pasa tan rápido como un cerrar de ojos; las necesidades no esperan y hay que integrarse a las labores del campo para satisfacerlas. 

Fueron alrededor de 300 niños y sus familias quienes presenciaron la llegada de Santaclós, pero como “Santa” debió de hacer otras entregas encomendó el trabajo de llevarlos regalos y dulces a Jesús Javier Leyva Félix.

Desde temprana hora este elemento de Tránsito Municipal de Etchojoa se puso el gorro, las gafas y el traje rojo que le dejó el verdadero Santaclós, y vestido como él fue a visitar a los niños de  El Carrizal, Burabampo y La Guaytana

Con voz melodiosa y agarrandose la abultada barriga de su traje, Leyva Félix al llegar a los poblados lanzó el inconfundible “jojojojojo” que inmediatamente identificaron los niños.

“¡Santaclós si existe y nos vino a visitar!” fue el comentario que se hacían uno y otro pequeño.

Orgulloso

Jesús Leyva por segundo año se entregó a la actividad de vestirse del personaje navideño y provocar una sonrisa entre los niños y en algunos casos hasta de sus padres.

Dijo que esta escenificación de Santaclós lo llena de orgullo y espera seguirlo haciendo por muchos años, para llevar diversión y la ilusión  a todos los niños etchojoenses.  

En su visita a estos poblados indígenas, Santaclós no llegó con su tradicional trineo y sus renos. No.

Llegó acompañado de varias patrullas, que con sirenas encendidas llamaron la atención de los niños y sus padres.

Así, los policías municipales de Etchojoa se convirtieron en ayudantes de “Santa” y sus unidades en improvisados trineos en donde fue posible llevar los dulces, juguetes, la ropa y hasta comida, que repartieron entre los niños.

Claro que para lograr esto, también sumaron su esfuerzo y colaboración con los “duendes” del verdadero Santaclós, y poder hacer más carritos, más muñecas, etc..
Iniciativa

La idea de acercar a la corporación policiaca con la comunidad, y más específicamente con los niños, fue del director de Seguridad Pública de Etchojoa,  Héctor Clark Valenzuela.


Por segundo año consecutivo, indicó, el personal de Policía y Tránsito aceptaron donar un juguete, ropa y alimentos para llevarlos a los niños de poblados más marginados, que por su pobreza difícilmente recibirían un juguete en Navidad. 

Clark Valenzuela se hizo acompañar por los comandantes de cada comisaría y elementos de policías, quienes en nombre de sus compañeros llevaron alegría a las familias.

“Todo lo hacemos con una buena intención de llevar amor y cariño  a los niños y niñas de estas comunidades”, explicó.

 En su mensaje a los niños, los invitó a portarse bien para que el próximo año Santaclós regrese a sus poblados con más cosas para sus familias.

Agradeció a todos los elementos de la corporación  que cooperaron para ser realidad el llevar alegría, amor y ternura hacia los seres más humildes y lo más preciado de toda la humanidad: Los niños.