viernes, 16 de diciembre de 2011

Exige PRD al Gobierno del Estado Apoyo a San Ignacio Río Muerto

* La dirigencia estatal del sol azteca, autoridades de dicho municipio y diputados perredistas demandaron apoyos al Gobierno del Estado.

El Bitachi/ San Ignacio Río Muerto.- La dirigencia del PRD estatal, autoridades municipales de San Ignacio Río Muerto y diputados de ese partido, demandaron al Gobierno del Estado hacer llegar recursos económicos a éste municipio.    

El alcalde de San Ignacio Río Muerto, Román Reyes Valdez, acompañado de su cabildo, así como el diputado José Guadalupe Curiel y el presidente del PRD estatal, Carlos Navarro López, exigieron una pronta y positiva respuesta a los reclamos financieros del municipio.

El líder del sol azteca en Sonora recordó que el municipio es uno de los más pobres de la entidad.

Este año su presupuesto de ingresos fue de 36 millones de pesos, lo que resultó insuficiente para atender los rezagos que enfrenta la población.

Dijo que en estos momentos San Ignacio Río Muerto atraviesa por una situación de endeudamiento con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), además de  rezagos sociales que tienen que ver con la falta de los servicios básicos, tales como: Agua potable, luz, drenaje y pavimentación. entre otros.

 “Los  problemas no sólo se  acentúan en el área  urbana, sino en las diferentes comunidades que  pertenecen al Municipio”, externó Navarro López.

Por ello, a la dirigencia del Partido de la Revolución Democrática le parece inaceptable la falta de apoyo por parte del Gobierno del Estado hacia San Ignacio, un municipio gobernado por el sol azteca.

Junto con  los diputados emanados del PRD hicieron un llamado al Gobernador Guillermo Padrés Elías para que atienda las peticiones que se han estado haciendo por parte de las autoridades municipales de San Ignacio Río Muerto ante las diversas dependencias estatales, sin que hasta el momento hayan obtenidos respuestas parte de ellas.

Navarro López invitó  a  todos los militantes en la entidad, a sus dirigentes municipales, para realizar una campaña de apoyo y solidaridad, en base a los pronunciamientos y exigencias que den solución a la problemática que vive el actual municipio perredista en Sonora.