viernes, 28 de octubre de 2011

Trabajará Unam con Unison en Proyectos Prioritarios de Desarrollo

El Bitachi/ Hermosillo.- El agua, la energía, la alimentación y la democracia son asuntos que estarán siempre en la agenda de los seres humanos, en particular en el siglo XXI, aseguró el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles.

En el marco de la inauguración del Campo de Pruebas de Helióstatos, uno de los tres sub proyectos que conforman el Laboratorio Nacional de Sistemas de Concentración y Química Solar, dijo que la energía y los energéticos tienen que ver de manera decisiva con la seguridad y la autonomía de México. 

Expresó su satisfacción de que dos grandes universidades de México, como son la UNAM y la Universidad de Sonora, fortalezcan sus vínculos y manifiesten una vez más su enorme potencial y gran capacidad para generar acciones de esa naturaleza.

Narro Robles puntualizó que esta alianza de voluntades, capacidades, esfuerzos y recursos permite lograr una primera unidad de esta naturaleza en México, única en su tipo en América Latina.

Además, destacó la enorme viabilidad de un proyecto donde la energía es un asunto fundamental, como también lo es el agua.

José Narro Robles afirmó que la UNAM continuará contribuyendo y colaborando con la alma mater sonorense en  áreas prioritarias como el agua, la salud  y la alimentación, así como desde hace muchos años lo hace en los campos de la docencia, la investigación  en geología y  ecología y ahora, en esta unidad de pruebas de energía renovable.

“Hoy tenemos un proyecto espléndido, primero porque no es sólo una idea, sino una realidad que será útil y viable, toda vez que el tema de la energía es fundamental para México y, en especial, para Sonora”, señaló.

Otro factor —agregó— es porque los costos de la energía para la industria mexicana son altos, y señaló que también, de acuerdo al modelo actual del consumo de energía, los seres humanos vamos a agotarla en muy poco tiempo y necesitamos tener certidumbre respecto a cómo le vamos a hacer para movernos, alimentarnos, tener hospitales funcionales, equipos y tecnologías que hoy se requieren.

Por ello planteó que no se vino este día a presentar una idea, sino simbólicamente a echar andar algo que empezó hace años en la relación entre dos grandes universidades públicas de México, y a demostrar que la investigación y los desarrollos tecnológicos son esenciales para México.

Adelantó que se seguirá apoyando desde todas las estructuras federales, estatales, académicos y, por supuesto, desde el Conacyt. “Incluso, aquí tenemos todavía que traer a los inversionistas mexicanos, ya que la asociación entre empresa y universidades es fundamental para México, y este va a ser un campo donde lo probaremos”.

José Narro expresó que la UNAM tiene un gran compromiso con el conjunto de la sociedad mexicana para contribuir a la formación de recursos humanos, investigar sobre los temas y asuntos que le interesa y preocupa a la sociedad mexicana.