miércoles, 19 de octubre de 2011

Frutos Mexicanos Ricos en Antioxidantes

El Bitachi/ Hermosillo.- El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD),  encabeza un proyecto de investigación en el que se han logrado identificar y cuantificar los principales compuestos carotenoides y fenólicos y su contribución al potencial antioxidante, presentes en frutos tropicales como mango, aguacate, papaya y piña.

El Dr. Gustavo Adolfo González Aguilar, investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV) y Dr. Elhadi Yahia de la Universidad Autónoma de Querétaro trabajan en el proyecto, luego de detectar que la información sobre el tipo de compuestos fitoquímicos presentes en frutos tropicales y exóticos es limitada, más aun sus efectos en la salud del consumidor.
“Al parecer grupos particulares de compuestos bioactivos conformados por vitaminas, pigmentos, y en especial los compuestos fenólicos (CF), los cuales presentan importantes propiedades antioxidantes, son los responsables de los efectos protectores de estos alimentos”, puntualizó el Dr. González Aguilar.
Agregó que algunos compuestos fenólicos como ácido gálico, clorogénico, protocateico, vanílico, quercetina, catequina y epicatequina, fueron identificados en  frutos de mango, piña y aguacate, los cuales se ha comprobado tienen efectos benéficos en la salud. Se observó que la presencia y concentración de cada uno de ellos varía en cada fruto con la maduración.
El investigador explicó que la presencia de b-caroteno, luteína, licopeno y criptoxantina, en papaya “Maradol” y mango “Ataulfo”, al parecer participan en las propiedades funcionales que tienen estos frutos. En el caso de la papaya “Maradol” rica en licopeno, el cual se ha relacionado con la reducción de cáncer de próstata, hipertensión e  infertilidad masculina, por lo que esto nos permite sugerir aumentar el consumo diario de estos frutos en particular”.
El grupo de trabajo bajo el liderazgo de la Dra. Maribel Robles ha comprobado que el consumo de Mango “Ataulfo” incrementa la capacidad antioxidante en plasma en un 25 por ciento de individuos sanos, lo cual puede atribuirse al alto contenido en vitamina C, que es cinco veces superior a las otras variedades. Se ha  encontrado también que el Aguacate “Hass” es rico en compuestos lipídicos como fitoesteroles, ácidos grasos, tocoferoles con una buena capacidad antioxidante. Sin embargo, no se había reportado cómo cambian estos compuestos con el estado de madurez.
En el caso de los CF, estos ejercen importantes propiedades bioactivas,  previniendo y disminuyendo la aparición de enfermedades crónico-degenerativas. Sin embargo, se han observado discrepancias en cuanto a los resultados obtenidos en estudios clínicos in vitro e in vivo por diferentes grupos de investigación, los cuales se deban posiblemente a las diferencias en el contenido de CF en los extractos evaluados.
González Aguilar precisó que  recientemente se están abordando estudios a nivel genético en colaboración con la Dra. Maria Islas para entender a profundidad la biosíntesis de estos metabolitos que ocurren durante la maduración de los frutos. Por lo tanto, el conocer cómo estos compuestos se ven afectados por factores postcosecha (proceso de maduración) ayudará a esclarecer las diferencias en los estudios clínicos y  establecer posibles interacciones entre estos compuestos”.
Actualmente el grupo de investigación está abordando otros aspectos involucrados en la capacidad antioxidante de los CF, ya que son los más abundantes en los frutos. Dichos aspectos involucran la interferencia con la fibra dietaria y los tipos de interacciones que ocurren entre los mismos antioxidantes.
Estos temas son de alta relevancia para la comunidad científica en estos días, ya que entender a fondo estos fenómenos ayudará a establecer nuevas bases para el campo de los alimentos funcionales.
Es importante hacer mención en que la generación de información básica de productos de importancia económica en México es de gran ayuda, ya que pueden diferenciarse de otras variedades producidas en otros países y ser más competitivos y aceptados en los mercados internacionales por su alto contenido de fitoquímicos y capacidad antioxidante, que proporcionan los beneficios que tanto desean los consumidores.
Parte de este trabajo forma parte de las tesis de doctorado de Laura Gayosso y Hugo Palafox y de Maestría de José Alberto Villa y Cindy Rosas, asesorados también por el Dr. Fernando Ayala Zavala.