miércoles, 28 de septiembre de 2011

Asaltan al Diputado Díaz Brown en la Ciudad de México

* Se dirigía a una reunión de trabajo

El Bitachi.- El 27 de septiembre, al acudir a una reunión de trabajo en conocido Hotel de la Ciudad de México, Rogelio Díaz Brown fue asaltado por un hombre solitario que lo despojó de sus documentos personales y de su automóvil.

El diputado por el Distrito 06 Federal con circunscripción en Cajeme, levantó una demanda en la Delegación Miguel Hidalgo, donde declaró que siendo las 21 horas, llegó a un evento de trabajo con la Comisión indígena del Congreso, donde se encontraría con otros diputados y al bajarse de su automóvil una persona, portando un maletín le exigió las llaves del carro.

Aseveró que al negarse a entregarlas y pensando que se trataba de una broma, del maletín el propio individuo extrajo una metralleta pequeña, al parecer de las llamadas Ussis, de donde montó tiro y le gritó que si no quería morirse hiciera lo que le estaba ordenando.

Según la declaración del diputado, el maleante, de complexión delgada, procedió después a revisarle las bolsas y exigirle la cartera y al comentarle que la misma estaba en el automóvil, le exigió el teléfono celular.

Al momento de llegar al evento, el Diputado se encontraba en medio de una llamada telefónica y por lo tanto al llevarse su móvil, el asaltante lo dejó encendido y por lo mismo se pudo escuchar que después de eso recogió a una mujer, subieron unas computadoras al parecer también robadas y se dirigieron entre ellos por el nombre de cada uno.

Díaz Brown comentó que luego de levantar la demanda y hacer los trámites pertinentes, regresó a la reunión de trabajo donde le expuso a otros diputados la situación en la que se encuentra la Tribu Yaqui, y los invitó a realizar una visita para que los reciban y escuche de viva voz de ellos la perspectiva de cómo se encuentras las cosas con respecto a las necesidades de la tribu.

Por último, Rogelio Díaz Brown comentó que aunque la inseguridad en la Ciudad de México es famosa, en su caso afortunadamente no le había tocado la suerte de pasar por tan mal momento “pero son los riesgos de trabajar en estas grandes ciudades”.