miércoles, 31 de agosto de 2011

Pide Personal de Salud un Impuesto Sobre Wall Street para sanar a EUA


El Bitachi.- Desde el Atlántico hasta el Pacífico, personal de enfermería - junto con otras personas que exigen que se tomen medidas en relación con la crisis económica-, harán el jueves un llamamiento a congresistas de los Estados Unidos en sus oficinas locales, para que respalden un impuesto sobre la especulación financiera de Wall Street, una fuente de ingresos que rápidamente está convirtiéndose en norma internacional, para costear los gastos de la nación vinculados con la salud.

Eventos que abarcan desde comedores comunitarios para ayudar a alimentar al hambriento, pasando por discursos a la comunidad, hasta teatro en la calle están siendo planificados por centros urbanos como Boston, Chicago, San Francisco y Orlando, así como por pueblos más pequeños, como Corpus Christi, Texas; Marquette, Michigan; y Dayton, Ohio. National Nurses United, el sindicato más grande de personal de enfermería de los Estados Unidos, patrocina las acciones.

Personal de enfermería visitará las oficinas locales de republicanos y de demócratas con un mensaje común: las familias estadounidenses están sufriendo y necesitan trabajo, atención médica, vivienda, educación de calidad, alimento y una jubilación segura.

El personal de enfermería registrado (RN, por sus siglas en inglés) instará a los congresistas a que se comprometan a "apoyar un impuesto sobre las transacciones de Wall Street, que generará ingresos suficientes para que Wall Street pague por la devastación que ha causado en Main Street". 

Un impuesto sobre la comercialización de Wall Street de acciones, derivados, monedas, swaps de incumplimiento crediticio y futuros -que muchas otras naciones ahora han adoptado-, podría generar cientos de miles de millones de dólares para costear los programas que "se necesitan desesperadamente para reducir el dolor y el sufrimiento de tantas personas que se sienten abandonadas en comunidades de toda esta nación", dice la Copresidente de NNU, Deborah Burger, RN.

"Todos los días, el personal de enfermería de los Estados Unidos ve amplios descensos en los estándares de salud y de vida, que son resultado directo de pacientes y familias que luchan contra la falta de trabajo, facturas médicas impagables, el hambre y la falta de vivienda. Sabemos dónde encontrar los recursos para llevarles esperanza y soluciones reales", dijo la Copresidente de NNU Karen Higgins, RN.

 "Es hora de que los financistas de Wall Street, que crearon esta crisis y continúan manteniendo gran parte de la riqueza de la nación, empiecen a ayudar a reconstruir este país; y de que el pueblo estadounidense recobre su futuro", dice la Directora Ejecutiva de NNU Rose Ann DeMoro.