lunes, 6 de junio de 2011

Otorga Sacramentos a Internos del Ceresoó Eucaristía donde se desarrollaron Bautizos, Confirmaciones y Primeras Comunion

El Bitachi/ blogspotckComo parte de la labor de la Iglesia Católica de ir por los más alejados, a cuya labor conmina Monseñor Felipe Padilla Cardona, Obispo de la diócesis de Ciudad Obregón, la Pastoral Penitenciaria trabaja en la catequesis para adultos con los internos que se entregan a Dios a los ayuda a formarse como cristianos, cuya labor los lleva a recibir los sacramentos que les faltan.

Dijo lo anterior el presbítero Charles Carpenter, durante la homilía de la Eucaristía desarrollada en el aula 9 del CERESO de Navojoa, donde se desarrollaron bautizos, primeras comuniones y confirmaciones.

El coordinador de la Pastoral Penitenciaria, habló ante familiares, amigos y padrinos de siete internos que efectuaron sus primeras comuniones, de los cuales a dos de ellos se les otorgaron también los sacramentos del bautismo y confirmación.

De ahora en adelante, les dijo a los bautizados, ustedes son hijos de Dios sin ningún pecado, todo se les es perdonado, desde el pecado original de nuestros padres Adán y Eva, y cualquier otro que hayan cometido en la vida, serán como niños recién nacidos en la gracia.

Apuntó que la Confirmación es el sacramento que confirma y reafirma la fe católica en el cristiano y apuntó que todo ser que no recibe ese sacramento se demuestra débil ante la fe a pesar de ser hijo de Dios.

 “Nadie da lo que lo tiene y nadie tiene lo que no haya recibido antes, luego entonces tenemos que recibir de Dios ese gran influjo de la gracias, primero en el bautismo que borra todo pecado y en la confirmación para posteriormente hacer lo propio al recibir la primera comunión luego de una instrucción previa por los pastoralistas”, aseveró.

Charles Carpenter aprovechó para agradecer a Víctor Javier Quintero Tapia, director de ese centro penitenciario, por las facilidades que otorgó tanto para esa celebración, como para todos los eventos que los pastoralistas de la Iglesia católica desarrollan en el CERESO.

“Ya que en este lugar, se llevan a cabo, además de estas misas cada martes, las oraciones, crecimientos y catecismos los miércoles, los ensayos del equipo de canto y música los jueves y las clases de guitarra los viernes, lo que engrandece mucho la labor evangélica en la cárcel”, participó.