martes, 31 de mayo de 2011

Implementa Sedesol Programa de Emergencia Ante el Calor y Falta de Agua

El Bitachi/México.- En atención al hecho de que las crisis pegan más a quienes menos tienen, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) implementa una estrategia especial para facilitar el acceso al agua potable a las comunidades más vulnerables del país y con ello evitar la pérdida de vidas humanas por deshidratación o problemas gastrointestinales.

Ante la dramática ola de calor que padece la mayor parte del país y la presente sequía en prácticamente todo el territorio nacional, que se perfila como una de las más severas en la historia, el Secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra encabeza los esfuerzos de Sedesol para prevenir una tragedia mayor.

Con pipas de agua para distribuir entre las comunidades más vulnerables, acopio de agua purificada y plantas potabilizadoras a través de 23 mil 519 tiendas Diconsa, el sector social del Gobierno Federal atiende las necesidades de consumo de agua potable entre las poblaciones más pobres del país.

Diconsa implementa un amplio operativo logístico para que en las más de 260 bodegas rurales que distribuyen agua a la tiendas de la paraestatal se amplíe la capacidad de almacenaje de agua potable e incluso de procesamiento, filtración, purificación y potabilización para que la población acuda por el vital líquido sin costo adicional.

Heriberto Félix Guerra reiteró que la dependencia a su cargo trabaja en coordinación con sus delegaciones estatales, así como con las gerencias de Diconsa en las entidades, a efecto de dotar a la población de agua purificada y potable para consumo humano en las comunidades más pobres pues “sabemos bien que las crisis, en especial las climáticas, afectan más a quienes menos tienen”.

Dijo que por instrucciones del presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, se implementó ya un operativo nacional para distribuir agua potable de forma gratuita y agua purificada a precios preferenciales. “No podemos evitar las altas temperaturas, pero sí está en nuestras manos actuar ya para evitar que esta ola de calor se convierta en una tragedia social. Debemos preservar la vida humana y proteger a las familias mexicanas”, agregó.

Como parte de la estrategia para atender desastres naturales, este año Diconsa tiene disponible una capacidad instalada para distribuir 314 mil  millones de litros de agua purificada en todo el país, especialmente en las comunidades rurales y urbanas que más puedan salir afectadas por las elevadas temperaturas.