miércoles, 27 de abril de 2011

Una historia personal

El Bitachi/Navojoa.- En esos días aciagos nada mejor que recordar la feliz infancia de por allá de los 70. Es la época de la aparición de las sabritas, del dominio de los plativolos (una especie de círculos de plástico que venían con una pequeña cucharita con los cuales los impulsábamos y ganaba quien los volara más lejos.

El taconazo rifaba entre la raza de ese entonces. Ni se diga las canicas que la palomilla solía jugar de mañana a tarde, y claro que no faltaba el malora que enojado sólo gritaba "rebatinga" para tirarse sobre las bolitas de vidrio y dejar a todos sin jugar... y sin canicas!!!.

A finales de la década de los 70's, de dónde provenimos muchos de los hoy cuarentones, en muchos hogares de la región apenas comenzaba a llegar la Televisión. Unos, los más afortunados la teníamos en casa, y otros se hacían bola desde temprano en algun hogar para ver los programas que ofrecía la novedad.

Los sábados para la chamaca era la locura. ¿Quién no recuerda que tenía que comerse a "juercitas" el programa local "Revista Semanal", que conducía el finado Ángel Renato Cruz, en el cuál presentaba una bola de chamacos que lo mismo cantaban y bailaban, que declamaban alguna pieza oratoria (madre querida, madre adorada... vamos al cine, tú pagas la entrada).

El susodicho programa tuvo un gran auditorio entre la chamaca y conforme se llegaban las 12 del día la audiencia aumentaba, y no precisamente por lo atractivo del mismo, sino por que a esa hora empezaban "Los Invencibles del Ring".

El Santos, Mil Máscaras, Blue Demon y otros enmascarados más se agarraban a trancazos con monstruos, vámpiros, extraterrestres y zombies, en una escalada de aventuras que combinaban con la lucha libre.

Quién no recuerda que estando en lo más terrorífico de la película algún granuja de la palomilla te tentaba por atrás y lanzaba un grito de terror... ¡moles!, uno nomás pegaba un salto por el miedo y no faltó alguno que hasta se mojara la ropa por el susto, en el mejor de los casos.

Precisamente entre el cambio de "Revista Semanal" y "Los Invencibles del Ring" solía haber un ajuste de tiempo, que la televisora XHI TV Canal 2, ¡sí, esa del Antenízate y del pleito casado con Megacable!, presentaba a los grupos de moda que se escuchaban en alguna radio lejana por que las locales era pura música ranchera.

Así, con la mirada puesta en el televisor y esperando el inicio de la película de "Los Invencibles del Ring", conocimos a Abba, con su Chiquitita; a Villa of People, con su In The Navy (aunque muchos años después supe que a todos los machotes esos, incluido el apache, les gustaba el arroz con popote... ¡oh decepción!).

Uno de los grupos que más recuerdo, y que aún hoy se me pone la "carne de gallina" al escuchar sus canciones es Boney M, un grupo creado por el productor alemán Frank Farian en 1975.

Boney M estaba compuesto por cuatro artistas de las Antillas que trabajaban en Londres, Alemania y Holanda: las cantantes Marcia Barre(Santa Catalina, Jamaica, 14 de octubre de 1948), y Liz Mitchell (Clarendon, Jamaica, 12 de julio de 1952), la modelo Maizie Williams (Montserrat, Antillas Británicas, 25 de marzo de 1951) y el ex DJ Bobby Farrell (Aruba, Antillas Holandesas, 6 de octubre de 1949 y fallecido en diciembre del 2010, precisamente en la tierra de Rasputín (Rusia), como se llamó un éxito del grupo.

Mario Jorge Terminel, un gran amigo y admirador de estos grupos, seguramente recuerda los éxitos de Boney M, como fueron: "Daddy Cool", "Ma Baker", "Rivers of Babylon", que era el tema más común en la larga espera de la chamacada de entonces, "Hooray hooray", entre otros.

Precisamente, los dejó con "Hooray Hooray It's A Holi-Holiday" (1979) de Boney M.