viernes, 18 de febrero de 2011

Comparando Sonora-Sinaloa

Por Javier Félix

Agencia Río Mayo/El Bitachi

Navojoa.- Invita el Secretario de Gobierno, Héctor Larios,  a los periodistas de Navojoa a una conferencia de prensa en céntrico restaurante. Se agradece la atención a la prensa al operador político del Gobierno del Estado. Los últimos acontecimientos desde el desastre agrícola obligan a dar el máximo a los responsables de la política estatal.

El desastre por la helada de la zona agrícola de los valles del Yaqui y Mayo ha venido a ponerle el “cascabel al gato” a una situación que tarde o temprano tenia que tronar por causa de la errónea política del Gobierno Federal de abandonar a su suerte a los agricultores, poniendo en riesgo la soberanía alimentaria, siendo el remate la actual situación que amenaza por arropar al aparato gubernamental, corriendo rápido el tiempo que da la naturaleza, las condiciones climáticas, para resembrar el área siniestrada, principalmente la de maíz, alimento diario del pueblo mexicano.                

El Presidente de la República dijo ayer que en el vecino estado de Sinaloa ya llevan sembradas 55 mil hectáreas de maíz, trabajando a marchas forzadas, echando a andar la maquinaria, pagando los jornales, consiguiendo el diesel, la semilla, etc., poniendo a funcionar la admirable maquinaria agrícola de los sinaloenses,  como un sólo equipo, integrando esfuerzos, ganando tiempo mientras el reloj biológico de la naturaleza camina al plazo límite para la resiembra.

En Sonora las cosas no han funcionado como en el vecino estado; los sinaloenses están unidos, nosotros no. La desunión en nuestro Estado no es nueva, ya desde la “Guerra de la Reforma”, en 1865 el gobernador Pesqueira fusiló en el panteón de Álamos al hijo del más rico en plata de la colonial población, el resentimiento marcó la vida del estado con la guerra entre sonorenses. La pugna norte sur en Sonora es ancestral; un norte en el que arreglan los asuntos políticos y un sur en donde está la producción agrícola.

No hace mucho, en el año de 1967, en la sucesión del gobernador Luis Encinas J., la situación se tornó grave, la pugna Obregón- Hermosillo llegó a las armas, debiendo intervenir el ejército, recordarán a los que les tocó vivir esa época.

Para que el estado progrese se necesita la unidad, por eso los de Sinaloa van adelante, ellos están unidos; por eso en Sonora estamos rezagados en producción agrícola, por eso la situación actual amenaza con arroparnos en una gran crisis: más hambre, más miseria de la que ya había, más hambruna.

Por lo pronto, veremos que trae en su portafolio el Secretario de Gobierno.