lunes, 22 de noviembre de 2010

Doce Meses

El gran poeta y sobre todo amigo, el navojoense (aunque se enoje por que realmente es nativo de la llamada "Atenas de Sonora" (Ures), Arnoldo Ramírez de los Reyes, inicia su colaboración en El Bitachi con este poema.

Doce Meses

Es el tiempo de que con tus plantas saludes al
suelo en marcha feliz. Son tus piernas hábiles fuerzas
que impulsan tu cuerpo; y tus dedos, hilos que tejen
veredas .A tus piernas grandes se prenden tus pies
cuando yo te pido... ¡Ya, niño, camina!

Son tus doce meses y una línea más... te pido ya el
habla, que cantes y marches, que saltes y corras. Son
tus brazos fuertes y te ves tan sano, pero unos seres
llamados humanos, no te han dado tiempo, espacio,
ni amor. Es tu cara ingenua súplica callada... ¡Es
óvalo inocente lleno de candor!

Tus meses son doce y con tu vecino de muchas más
líneas pretendo igualarte; te pido que hables, que no
pidas a señas, te exijo te portes como los mayores...
¡Ya, niño, ya corre!

¡Cómo nos separa la pared del tiempo; yo tan
grande y tú tan pequeño. A veces me rebelo, exclamo
y me digo: Ya basta inconforme, disfruta a este niño y
dale cariño.

Construye un castillo muy suyo y exacto
donde su cuerpo quepa pero a la medida ya no más
rigorismos ni un sobrado cupo. Ya no más exigirle a
un capullo fruto… Cual vaga cotorra te pide tu padre
que cantes y corras, que marches y saltes... ya quiero
tus voces: ¡Tus meses son doce!