miércoles, 30 de abril de 2014

Gobierno provoca crisis y quebranta leyes: PRI-Verde



Hermosillo/VM, 30 de abril.- En una coyuntura crítica en su proceso de desarrollo y con riesgos que la actual administración gubernamental no ha podido minimizar, es el estado que guarda la política actual del Estado de Sonora, señalaron diputados del PRI-Verde en un posicionamiento durante la sesión de este miércoles.
 
En representación de los Grupos Parlamentarios del PRI-Verde, el legislador José Abraham Mendívil López dio lectura al posicionamiento en el que puntualizó que la actual administración ha generado conflictos en prácticamente todos los actos de la vida social, política y económica.

El diputado navojoense señaló que de manera increíble, durante la presente administración se han conjugado la ingobernabilidad, el quebranto del estado de derecho y de las finanzas públicas, además de inseguridad pública, estancamiento de la economía, desigualdad y el no respeto a las instituciones.

“Pareciera que los ejes de gobierno de la presente administración son la ilegalidad, la corrupción y la insensibilidad político-social hacia los ciudadanos”, señaló con contundencia Mendívil López a nombre de la bancada tricolor.

Como muestra del desorden en la política del Estado mencionó la incapacidad e insensibilidad del Gobierno estatal para enfrentar y resolver la huelga de la Universidad de Sonora.

Puntualizó que los diputados del PRI-Verde no comparten la indiferencia del Gobierno del Estado de dar la espalda a una huelga de más de 60 días que pone en riesgo de perder el semestre a más de 30 mil jóvenes sonorenses.

“Es momento que el Ejecutivo Estatal muestre sensibilidad e intervenga de manera positiva en la solución del conflicto. No es posible que por este tipo de problemáticas, el prestigio de la mejor universidad de nuestro Estado se vaya al traste con la displicencia de un Gobierno que hasta ahora ha preferido mirar hacia otro lado en lugar de ser parte de la solución”, dijo Mendívil López.

El posicionamiento del PRI-Verde se refirió también a la cancelación de la obra en proceso determinada “ramal norte”, del acueducto Independencia, donde en una declaración el secretario de Gobierno dio muestras claras de como trabaja la actual administración estatal, al declarar que el 90% de las obras comienzan sin documentación completa.

Lo anterior, aseveró el diputado Mendívil, es un reflejo que se vio en la cuenta pública del año 2012, donde el desorden administrativo y la corrupción son el ícono que caracteriza al “Nuevo Sonora”.

“Debemos dejar claro que la cancelación de esta obra no afecta al suministro de agua a los hermosillenses, como lo han querido ver algunos defensores a ultranza de la fallida administración estatal.

“A los que afecta son al Gobierno del Estado, a sus funcionarios y empresarios cercanos a la presente administración que adquirieron 800 hectáreas en la zona noroeste de la ciudad”, expuso.

Los diputados del PRI-Verde aclararon que de ninguna manera festejan la clausura de una obra pública, pero sí critican que una función importante de Gobierno, como es la inversión en infraestructura, se realice por el Gobierno Estatal en franco desprecio a normas fundamentales, cuyo respeto garantiza la sustentabilidad de las obras y el cuidado del medio ambiente.

En este posicionamiento los legisladores tricolores se refirieron también a la problemática del transporte en Hermosillo, donde no se ha visto una solución, en gran parte por los malos manejos de los recursos por parte de la administración estatal.

“Tristemente podemos afirmar que el legado del Nuevo Sonora solo será el declive en las instituciones y servicios pilares para el desarrollo de nuestro Estado, producto de la falta de oficio político y sensibilidad social”, afirmó el diputado José Abraham Mendívil.

En contraste con la situación de la política actual del Estado de Sonora, los legisladores priistas expusieron el trabajo realizado por el Presidente Enrique Peña Nieto, quien en su reciente visita anunció importantes inversiones por el orden de los 20 mil millones de pesos para la modernización de la infraestructura carretera y hospitalaria, entre otras obras.