sábado, 30 de abril de 2011

Cumple Medio Siglo de Labor WWF

Liderea el esfuerzo por la conservación de la naturaleza en favor del bienestar de las sociedades

El Bitachi/México.- El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) celebró hoy 50 años de logros en favor del ambiente y reiteró su compromiso para seguir protegiendo al planeta. WWF llama al liderazgo de gobiernos, empresas, comunidades y consumidores para ejercer las acciones que ayuden a la humanidad a enfrentar los retos ambientales, presentes y futuros.

Desde hace 50 años, esta organización de conservación ha asegurado la protección de más de mil millones de hectáreas, ha ayudado a recuperar especies al borde de la extinción y ha establecido esquemas como el Consejo de Administración Marina (MSC, por sus siglas en inglés) que ayuda a hacer de la pesca una actividad sostenible. No obstante, la amenaza del cambio climático y la pérdida, cada vez más rápida, de la biodiversidad podrían mermar estos resultados.

WWF comenzó como un pequeño grupo de entusiastas comprometidos con la naturaleza. Hoy se ha convertido en una de las organizaciones de conservación independientes más grandes y respetadas del mundo, contando con el apoyo de cinco millones de personas y presencia en 100 países.

En México la organización también celebra 20 años de labor. Durante esta travesía WWF-México ha forjado sólidas relaciones de colaboración con una amplia gama de instancias, la cual incluye: organizaciones civiles y no gubernamentales; el sector académico y de investigación; el sector empresarial; fundaciones; comunidades indígenas e instancias de gobierno federal, estatal y municipal. Sin la colaboración de todos estos actores, no hubiera sido posible hacer tangibles los objetivos de conservación alcanzados hasta el día de hoy.

Algunos de los logros durante este tiempo son: la reducción la deforestación de la Reserva de la Mariposa Monarca, el fortalecimiento de la investigación y conservación de especies prioritarias como ballenas, delfines, tortugas, y vaquita en la región del Mar de Cortés. El fortalecimiento de políticas públicas y Áreas de Conservación Comunitaria en la Selva Zoque, en los estados de Oaxaca, Chiapas y Veracruz, considerada la segunda mayor extensión de selvas húmedas bien conservadas y bosques nublados al norte de Mesoamérica. Así como el impulso de actividades económicas sostenibles a lo largo del Arrecife Mesoamericano.

WWF-México también impulsa el desarrollo de nuevos modelos de gestión de los recursos hídricos en el país, basados en mantener la cantidad, calidad y flujo de agua (Caudal Ecológico) que permita a los ecosistemas seguir ejerciendo sus funciones, al tiempo que las comunidades y las ciudades son abastecidas. Trabaja específicamente en tres cuencas del país: el río Conchos, principal afluente del Río Bravo, en el Desierto Chihuahuense; el río Copalita-Zimatán-Huatulco en Oaxaca; y el río San Pedro Mezquital en Durango, Nayarit y Zacatecas, el principal aporte de agua dulce, sedimentos y nutrientes para Marismas Nacionales y uno de los ríos cuyo cauce aún fluye libremente en Norteamérica y el mundo.

En el año 2010 la oficina de México abrió su Programa de Cambio Climático, el cual aporta sugerencias a la Ley de Cambio Climático en México, promueve la participación del sector privado en la reducción de emisiones, e impulsa el debate nacional para la transición energética hacia los renovables.

“En el mundo de la conservación, debemos reconocer la constante necesidad de reinventarnos para asegurar que nuestro éxito sea duradero. México es el cuarto país con mayor diversidad biológica y el segundo en diversidad de ecosistemas en el mundo. Diez por ciento de las especies de animales y plantas terrestres del planeta están en nuestro país”. Estos datos muestran el capital natural con el cual contamos y la importancia de su papel en el equilibrio ambiental a nivel internacional” comentó Omar Vidal, Director General de WWF-México.

Por otro lado, la pérdida de la biodiversidad es cada vez más acelerada. El informe de Planeta Vivo, una evaluación sobre la situación de la biodiversidad global, mostró una tendencia general de declive del 30% entre los años 1970 y 2007.

“Cuando las empresas, los gobiernos y los individuos estén dispuestos a comprometerse a invertir responsablemente en la conservación y el uso sustentable de su capital natural, estaremos listos para un desarrollo económico equitativo y sostenible en el largo plazo, el cual garantice la seguridad de las naciones en todos los ámbitos”, agregó Vidal.

Si bien todavía podemos evitar la catástrofe del cambio climático, los científicos han declarado que conforme las emisiones de gases de efecto invernadero aumentan, se han vivido los 10 años más calientes desde 1990 y el hielo del Ártico ha disminuido a los niveles más bajos que se han registrado.

“Los próximos 50 años son hoy, son ahora. Tenemos que actuar todos juntos en establecer estrategias que nos posicionen en condiciones de fortaleza para evitar la catástrofe del cambio climático y adaptarnos a los nuevos escenarios que este fenómeno nos impone. En WWF estamos plenamente conscientes de las tareas que nos esperan, de lo importantes y urgentes que son y de la cooperación que se requiere entre gobiernos, comunidades, empresas y otras organizaciones para obtener resultados concretos. Celebremos hoy, pero volvamos rápidamente a nuestro trabajo para lograr que las personas vivan en armonía con la naturaleza, hoy y mañana”, concluyó el Director General de WWF-México.