martes, 6 de mayo de 2014

Dilata Gobierno solución al conflicto en Unison: Moreno


Hermosillo/VM, 6 de mayo.- El diputado Samuel Moreno Terán alzó la voz por los más de 33 mil jóvenes universitarios y las familias que se han visto afectadas por la huelga en la Universidad de Sonora, producto de la insensibilidad y falta de capacidad del Gobierno del Estado para mediar efectivamente desde el inicio de este conflicto.
 
En la sesión de este martes, el coordinador de la Fracción parlamentaria del PRI aseveró que no el gobierno del estado, ni el sindicato y tampoco las autoridades universitarias han realizado una acción definitiva para solucionar el conflicto que afecta a miles de estudiantes.

Señaló al Gobierno del Estado como quien no ha prestado la atención debida y oportuna para evitar el estallamiento de la huelga en la UNISON, o bien evitar que ésta se extendiera a 67 días, hasta este martes.

"No se tomó una postura con tiempo, ni mucho menos se emprendieron acciones de conciliación en su momento para  solucionar este conflicto en beneficio de todos los actores involucrados.

"La ausencia de la mediación del gobierno entre las partes involucradas en el conflicto de la UNISON es preocupante", señaló Moreno Terán, "y no es concebible que un Gobierno reste importancia y dé la espalda a un conflicto que llega a muchas familias de Sonora".

Desde la tribuna del Congreso del Estado, Samuel Moreno puntualizó que un resolutivo de arbitraje no es la mejor solución y nunca se debe llegar a eso, pero acusó que es algo que se ve muy seguido por parte del Gobierno del Estado.

“El mediador inmediato debió ser el Gobierno del Estado cuando se necesitaba, que era antes de interrumpir las actividades de la universidad, pero no existió la conciliación oportuna y se deduce que no existió porque no hubo interés”, dijo el legislador.

Moreno Terán señaló que particularmente en este año se ha observado una desestabilización en el sector educativo de nivel medio superior y superior.

Ejemplificó esta situación con la actual huelga en la Unison, los casos de estallamiento de huelga en Conalep y Universidad Tecnológica de Nogales, además de problemas serios en el Cobach, una institución que por más de 30 años no había presentó ningún tipo de problemas y este año paralizó labores.

Agregó que también se encuentra latente el paro de actividades del Instituto Tecnológico de Cajeme (ITESCA), al igual que la Universidad Tecnológica del Sur, se suma la pretensión de cerrar la Universidad de la Sierra y la cancelación de nuevos ingresos en la Escuela Normal Superior.

En el caso específico de la Universidad de Sonora, el líder de la Bancada priista manifestó su preocupación por la afectación que generan las huelgas, no solo a los estudiantes que dejaron de recibir clases, sino también para aquellos futuros universitarios que tienen la ilusión de ingresar a la “Máxima Casa de Estudios” de los sonorenses.

Recordó que previendo esta problemática que se presenta año tras año en la Unison, en el Presupuesto de Egresos de este año, el Congreso del Estado etiquetó 53 millones de pesos adicionales para la Universidad.

“El conflicto en la Universidad de Sonora no ha terminado. Porque un conflicto que pretende solucionarse tarde y a medias no es una verdadera solución; lo que todos buscamos es que haya clases en la Universidad y que sus actividades se lleven a cabo normalmente”, expuso Samuel Moreno ante el Pleno del Congreso y decenas de jóvenes universitarios que asistieron a la sesión de este martes.