sábado, 26 de abril de 2014

Proyecta hacer de La Pintada un sitio arqueológico


Se realizará un taller para la elaboración del plan de apertura.


Hermosillo/VM, 26 de abril.- Con el objetivo de generar un espacio con diversos actores interinstitucionales y sociales que con un marco de planeación estratégica elaboren un proyecto de apertura a corto, mediano y largo plazo del sitio arqueológico La Pintada, se llevará  cabo el “Taller Interinstitucional para la elaboración del Plan de Apertura del sitio arqueológico La Pintada”, del 28 al 30 de abril en la sala de reunión de El Colegio de Arquitectos de la Ciudad de Hermosillo.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia a través del Centro INAH Sonora y el Ayuntamiento de Hermosillo, a través del Instituto Municipal de Cultura y Arte y el Instituto Municipal de Planeación, conjuntarán esfuerzos en este taller que tiene contemplado reunir a instituciones, educativas, culturales y sociales, a fin de promover la apertura , manejo y conservación del sitio en base a un modelo metodológico, bajo un marco legal e institucional, examinando sus aspectos técnicos, de investigación y la planeación que permitan que el sitio sea abierto al público.

Se tienen programados tres días de trabajo, con diversas dinámicas de participación,  bajo la coordinación de personal del INAH especializado en estas metodologías, que permitirán analizar la relevancia cultural de este sitio arqueológico y crear un modelo de proyecto; además se contempló un recorrido por el sitio y la elaboración de un documento final.

El sitio arqueológico La Pintada, ubicado en el municipio de Hermosillo, es uno de los más importantes en Sonora, debido a que posee dos componentes que lo caracterizan: un campamento a cielo abierto que permite conocer parte de la vida cotidiana de la gente que se asentó temporalmente en el lugar, y las más de 2000 pinturas rupestres que  se encuentran plasmadas en él, reflejando su carácter emblemático en la memoria histórica y social de los hermosillenses.

La Pintada ha sido un sitio de reunión y un punto de encuentro desde los diferentes grupos que vivieron en el área en épocas pretéritas hasta la actualidad, donde se ha continuado reuniendo grupos y familias en visitas de esparcimiento, unas veces con el interés de conocer las pinturas, otras solo con el afán de pasar un día de descanso, desgraciadamente también hay ocasiones donde la visita ha traído destrucción y vandalismo.

El INAH a través del Proyecto Arqueológico La Pintada, viene desarrollando desde 2006 acciones encaminadas a la conservación e investigación de este sitio; los resultados han sido notables en la limpieza de pintas vandálicas de las cuales se ha podido retirar en un 80%  gracias a la participación de voluntarios en un marco de colaboración ciudadana.  Actualmente se encuentra desarrollando la octava temporada de conservación.