lunes, 21 de abril de 2014

Muere Emmanuel Carballo

Fue parte de los escritores que colaboraron en la Escuela de Escritores del Sur de Sonora que operó en Navojoa durante el período 1998-2000.



Navojoa/VM, 21 de abril.- El escritor y crítico literario Emmanuel Carballo falleció la tarde del domingo a los 84 años de edad, en su domicilio de la Ciudad de México.

El presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, expresó a través de su cuenta de Twitter (@rtovarydeteresa) sus condolencias a la familia.

“Un abrazo para Beatriz Espejo por la muerte del gran hombre de letras Emmanuel Carballo. Descanse en paz”, señaló el presidente del Conaculta.

“Soy una figura molesta pero necesaria. Mi papel se presta más a la censura que al elogio. Y es natural, el crítico es el aguafiestas, el villano de película, el resentido, el amargado, el ogro y la bruja de los cuentos de niños”, señalaba Carballo de sí mismo.

Emmanuel Carballo fue parte del grupo de escritores que impartieron sus conocimientos a los alumnos de la Escuela de Escritores del Sur de Sonora, misma que operó en Navojoa durante el período 1998-2000, y que dirigió la escritora Deana Molina Gamboa.

Nacido en Guadalajara, Jalisco, el 2 de julio de 1929, en su juventud incursionó en la poesía y la prosa narrativa. Realizó estudios de Derecho en la Universidad de Guadalajara, en cuyo Departamento de Letras fue profesor, investigador de tiempo completo y maestro emérito; sin embargo, en la madurez se dedicó a la historia y a la crítica literarias.

Fundador de las revistas Ariel y Odiseo en Guadalajara, junto con Carlos Fuentes arrancó en la capital mexicana la Revista Mexicana de Literatura; además creó la Editorial Diógenes y fue director literario de Empresas Editoriales.

El autor de El cuento mexicano del siglo XX (1964), Diccionario crítico de las letras mexicanas en el siglo XIX (2001), Protagonistas de la literatura mexicana (1965) y sus memorias Ya nada es igual (2004) y Diario público 1966-1968 (2005) también fue becario del Centro Mexicano de Escritores y de El Colegio de México.

Carballo, reconocido con el Premio Iberoamericano Ramón López Velarde 2005, fue miembro del Sistema Nacional de Creadores y formó parte del Consejo de la Crónica de la Ciudad de México.

Entre los reconocimientos que recibió, además del Premio Iberoamericano Ramón López Velarde, se encuentran la Medalla de Oro de Bellas Artes en 2009 y el Premio Nacional de Ciencias y Artes en Lingüística y Literatura, el Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez y el Premio Mazatlán de Literatura, estos tres últimos en 2006, así como la Orden de Isabel la Católica, en grado de Encomienda, concedida en 2010 por el Rey de España, Juan Carlos de Borbón, la cual fue recibida en noviembre de 2012.