lunes, 7 de abril de 2014

El Piquete del Bitachi



Trabajadores de Jurisdicción Sanitaria obligados a colaborar con el "Pañatón"; Roberto Yépiz al PRI; los "chiqui-convenios" de Max Othón con la prensa; cura realiza proselitismo político a favor de su hermana.


Navojoa/VM, 7 de abril.- ENOJADOS.- Molestia entre el personal de la Jurisdicción Sanitaria número 5, dependencia que encabezada Martín Ruy Sánchez Toledo, dejó la multicitada campaña “Pañatón” realizada el pasado 6 de abril. Resulta que todos los empleados recibieron la orden de “cooperar” con el voluntariado del Hospital General de Navojoa aportando cada uno de los trabajadores 3 paquetes de pañales y con papel de compromiso firmado de por medio. La orden fue tajante incluso para el personal que labora por honorarios: “coopelas o cuello”, como diría el chino Zhenli Ye Gon.

RELEVO. Sólo es cuestión de días para que Jorge Arellano Cruz conozca a la persona que habrá de sustituirlo en la dirigencia local del Partido Revolucionario Institucional. Por lo pronto, quien ya no ve la hora de levantar la mano y decir “Sí, protesto” es el regidor Roberto Yépiz Alcántar, quien será el relevo natural de Arellano Cruz. El del apellido poderoso en estos tiempos es hombre de todas las confianzas del alcalde Alberto Natanael Guerrero López, además de tener una larga carrera político-partidista. La llegada de Yépiz Alcántar, actual secretario de Desarrollo Social Municipal, viene a fortalecer la presencia del grupo “Guerrero” en el partido, pero también tendrá el difícil reto de lograr los consensos necesarios con los demás grupos políticos que se consideran relegados y hasta se sienten como “papalotes sin cola”.

CASCARA DE LLAGA. Quien al parecer ya entendió que dormirse en sus laureles no es bueno es el diputado federal Máximo Othón Zayas, quien se quitó el sopor y el fin de semana realizó una campaña de reparación de escuelas en la comisaría de Rosales, en donde se sintió agradecido con los chicos de la prensa local que lo acompañaron y para hacerles un “paro” está realizando convenios publicitarios con ellos. La raza ha bautizado estos acuerdos comerciales como  “chiqui-convenios” por que son de mil pesos mensuales, pero con el compromiso de otorgar 500 pesotes constantes y sonantes a toda cobertura que realicen de sus eventos políticos, y con el acuerdo de no tocar ni con el “pétalo de una rosa” a su equipo de trabajo, léase: Carlos Quiroz, en la SEC; Mónica Robles; Jesús Manuel Solares, del Registro Civil, entre otros funcionarios, identificados con su proyecto. ¿Cómo la ve?. Para unos comunicadores esta propuesta cayó como un balde de agua fría y para otros… hay se lo dejamos de tarea.

PROSELITISMO. Quien tiene una buena representación ante el altísimo (con Dios…y con Padrés también) es la diputada plurinominal Mónica Robles Manzanero. Resulta que la legisladora tiene un hermano que es presbítero y, según algunos informes obtenidos por elbitachi, aprovecha cuando evento católico que se realiza en su parroquia, ubicada en San Ignacio Cohuirimpo, para hablar sobre la labor que realiza su hermana en el Congreso del Estado. Muchos de los feligreses ven mal esta posición que realiza el religioso, que combinan su labor de alabar al altísimo con el sermón político hacia el panismo.