martes, 16 de julio de 2013

Siguen en Plantón con Buen Ánimo




Leticia Mendívil
Lety131@hotmail.com


Huatabampo/VM, 16 de julio.- Se cumplen veinte días del plantón que mantiene frente a las instalaciones de los juzgados la familia Juárez Yocupicio, mientras que los burócratas están de vacaciones. 

El patriarca y líder de la familia, el deportista Manuel de Jesús Juárez, quien permanece en el plantón desde finales de  junio, dijo que pese al tiempo transcurso se encuentra al “pie de cañón”.

Esto ante la injusticia que presuntamente vive la familia, atropellado Manuel y su hija de 7 años de edad, percance provocado por la  imprudencia de de un conductor, que la familia en plantón identifica como Miguel Ángel Medina. 

Indicó que pese no ser nada fácil permanecen en plantón ante las altas temperaturas que se registran, no bajarán la guardia. Incluso hace días su hija mayor sufrió una deshidratación y su bebé de 8 meses ha tenido que ser internado debido a una bronconeumonía, contraída por estar expuesto al Sol, a la humedad y el calor.

 “Hay un peso enorme de sufrimiento, siempre pensando cómo será el día de mañana, pero el afán de que se haga justicia nos hace más fuertes”, expuso Manuel de Jesús. 

Mencionó que todos extrañan su hogar, pero por temor a que se abandone el proceso y que las cosas se enfríen, han decidido permanecer todos en el plantón de manera permanente, a pesar, que el personal del Ministerio público se encuentra de vacaciones y que el caso se haya detenido temporalmente.

Consenso

“Lo platicamos toda la familia y decidimos no desistir. No queremos que piensen que hemos  dejado las cosas por la paz; las cosas van por buen camino, ya hemos cumplido con nuestra parte, sólo falta que ellos hagan su trabajo”, señaló Juárez.

Con ayuda del abogado que está llevando su caso aseguró que todo va a su favor, pues ya se han cumplido con todos los requisitos para que de esta forma se pueda consignar a Miguel Ángel Medina. 

Como parte del proceso, tanto él como su hija menor se han sometido a estudios, para determinar las terapias y estimar el gasto de las posibles rehabilitaciones.

 “Nos hemos enfermado, bajado de peso, pero eso sí: con el ánimo bien alimentado”, sostuvo.