domingo, 18 de diciembre de 2011

Festival en Decadencia

Por Javier Félix

El Bitachi/ Agencia Río Mayo.- Con pena vemos los habitantes del Sur del Estado el abandono de la promoción de la cultura y las bellas artes en el que nos tiene el Instituto Sonorense de Cultura (ISC) al no programar eventos del ya próximo Festival Cultural “Alfonso Ortiz Tirado” (FAOT) en las subsedes de Navojoa, Huatabampo, Etchojoa y Benito Juárez.

Considerado esto como un retroceso del nivel de calidad al que se había llegado en la organización del festival de Álamos; se llegó a lo inimaginable de presentar a cantantes de fama internacional como la eximia Jessy Norman, el tenor mozartiano maestro Francisco Araiza; el cellista Carlos Prieto, entre otras estrellas del firmamento musical del orbe terráqueo.

Se ha tergiversado a ultimas fechas por los organizadores lo que motivó al gobierno estatal  por la creación del Festival Alfonso Ortiz Tirado en el año de 1984, período del Dr. Samuel Ocaña García., visionario gobernante a quien se le debe también la construcción del Teatro Municipal de Navojoa, “Romeo Gómez Aguilar”, sala de ópera de magníficas condiciones acústicas, para poder apreciar la belleza del canto operístico, cuya difusión es el objetivo principal del renombrado festival, el que el pueblo sonorense disfrute de uno de los placeres más bellos del ser humano: El arte musical, en este caso la ópera.

Habiendo sido el Dr. Alfonso Ortiz Tirado un cantante de ópera con éxito internacional, además de que fue el primero en dar a conocer las canciones mexicanas en todo el mundo, el embajador musical de la canción mexicana, reconocido filántropo.

No es el turismo la razón principal del festival, eso viene por añadidura. No es el aspecto mercantil, no es el interés económico, lo que se busca con la creación de ese magnífico espacio. El costo de 28 millones del actual festival va dirigido al disfrute de las bellas artes por los sonorenses, no para que los comerciantes ganen dinero, como se manejó en la fallida conferencia de prensa realizada en el patio del histórico Palacio Municipal de la bella y legendaria Álamos de Sonora, el martes 13 del presente.