martes, 8 de noviembre de 2011

Reciben Navojoenses Reliquias de Juan Pablo II

El Bitachi/ Navojoa.- En un marco de alegría, fe y devoción, llegaron a Navojoa las reliquias del beato Juan Pablo II, las cuales permanecieron durante tres horas en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, ante la asistencia de miles de feligreses de la región.  

El Presidente Municipal, José Abraham Mendívil López, y el Obispo de la Diócesis de Ciudad Obregón, Monseñor Felipe Padilla Cardona, junto con sacerdotes del Decanato de San Ireneo, encabezaron la recepción de las reliquias, compuestas por su vestimenta y una ámpula que contiene la sangre de Juan Pablo II, que estuvo al frente de la Iglesia Católica durante 26 años.

Personal de la Secretaría de Seguridad Pública se encargó de mantener la seguridad y el orden en el exterior e interior de la parroquia, formando vallas para que la gente caminara hacia la urna.

El Alcalde, tras afirmar que las reliquias “son una gran bendición para Navojoa y los navojoenses”, expresó su orgullo porque, como Presidente Municipal, le haya tocado, primero, recibir al Obispo Felipe Padilla en su primera visita a Navojoa, después las reliquias de San Juan Bosco y hoy las del beato Juan Pablo II.

“Creo que es un hecho único, histórico, es un hecho que nos reconforta grandemente en el corazón, por lo que fue Juan Pablo para todo el mundo y en especial para todos los mexicanos, lo que es hoy como beato y lo que significa en sí para la unión familiar, para la unión del espíritu”, dijo el Presidente, quien estuvo acompañado por su esposa Mónica Ríos de Mendívil, su hija Mónica, así como por funcionarios y regidores de la administración.

“Hablar de Juan Pablo II es algo que nos enorgullece mucho y qué bueno que viene a Navojoa, por supuesto que recibimos con enorme gusto su presencia y sus reliquias, viendo aquí a toda la feligresía muy expectante de su llegada; es algo que recibimos con un enorme gusto y satisfacción, ya que nos deja un gran mensaje para mantenernos como una comunidad en paz, como una comunidad ordenada, y claro, este tipo de eventos nos irradian a todos los navojoenses”, señaló José Abraham Mendívil.
    
“Esto significa mensajes de reconfortarnos con nosotros mismos, de perdonar, de saber perdonar y de involucrarnos unos con otros para convertirnos en mejores ciudadanos, pero sobre todo en una mejor familia como lo es Navojoa”, agregó el Alcalde.