domingo, 6 de noviembre de 2011

Propone Túnel para Conectar Ríos

* Serían perforados 10 kilómetros de túnel en la Sierra Madre y uniría al Río Chínipas con los arroyos Gochico y San Rafael para finalmente descargar en el Río Mayo.

El Bitachi/ Navojoa.- En la época de oro de la irrigación en México se realizó el proyecto de interconectar las cuencas de los ríos del Noroeste, naciendo así el Plhino, y entre las obras programadas estaba la construcción de otra presa sobre el Río Mayo.

Para ello se construiría a la par un túnel en la Sierra Madre de 10 kilómetros de largo con el fin  de derivar agua del Río Chinipas, que es afluente del Río Fuerte.

La obra bajaría el agua por el arroyo de Gochico para sumarse con el arroyo de San Rafael, en el poblado de San Bernardo, y, juntos, descargar su volumen al Río Mayo, en el sitio conocido como Los Pilares; éste volumen si justifica la construcción de la presa que se solicita.

Los 402.5 millones de m3 que etiquetaron para Sonora en la Huites, no se ha concesionado ni la mitad, surgiendo la posibilidad de que se  consideren 300 millones de m3 y mandarlos para la cuenca del Mayo, con la obra de la construcción del túnel ya mencionado.

Esa es la propuesta que se debe llevar a México, decirle al Lic. Beltrones que la presa que el consiguió, a Sonora no beneficio.

Es necesario justificar más la presa solicitada, con argumentos técnicos, sociales y económicos; se debe, además, ampliar la frontera agrícola en el Valle del Mayo con 10 mil hectáreas

En tabasco se requieren dos presas con urgencia, donde vemos todos los años cientos de miles de afectados, mientras aquí también los tenemos pero por sequía, ¿donde creen que autorizarán una presa?.

No podemos aprovecharnos de la ignorancia de la gente, hacerla firmar lo que no sabe. A Huatabampo las inundaciones le llegan por el arroyo de Las Ánimas, que se convirtió en dren, y ni con tres presas se salvan del problema; se debe de modificar la red de drenaje del Distrito.

Mantener las presas sin agua es criminal, ya que el intemperismo es el peor destructor de los materiales de construcción. Es necesario justificar la obra, y si no se hace, ni los 500 diputados podrán construirla.

Con toda buena fe.

Ing. Emilio Borbón Willis.