domingo, 6 de noviembre de 2011

El "Aullido" Priísta

El Bitachi/ Navojoa.- Fue en la rendición de cuentas del Segundo Informe de Labores del Diputado Federal por el Distrito 07, Onésimo Mariscales Delgadillo, cuando “aullaron los lobos” priístas.

El Salón de Eventos Casa Grande de Navojoa se convirtió en una cueva de lobos por tanto aullido salido de los militantes de ese partido, que festejaron así a los personajes políticos con que cuenta. 

Durante la presentación de los invitados, el diputado Bulmaro Pacheco Moreno prácticamente inició el jolgorio cuando el maestro de ceremonias Javier Lugo Sánchez presentó al alcalde José Abraham Mendívil López.

“¡Auuuu!... ¡auuuu!” gritó el legislador por Álamos y Huatabampo.

Quien pagó la broma fue su similar, sentado casi a su lado, Alberto Guerrero López, a cuya figura convergieron la mayoría de las miradas de los asistentes, mientras que Pacheco, serio, mantenía una mano en la boca.

Esto bastó para que la seriedad del evento se viniera abajo, al poco rato varios ¡auuuu!, ¡auuuu!” surgieron de entre los invitados sentados en la primera fila: Diputados, alcaldes y dirigente del PRI estatal y del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

A quien pareció no gustarle nada las bromas fue a Claudia Pavlovich, quien permanecía seria, mientras que a su acompañante de al lado, Onésimo Mariscales Delgadillo, esbozaba una sonrisa, aunque su cara se puso roja.

Al poco tiempo el aullido de Pacheco tuvo una réplica solitaria por parte del diputado federal Ernesto de Lucas Hopkins, “El Pato” de Lucas, quien aulló cuando era presentado precisamente Alberto Guerrero López, a quien al parecer ayer no fue su día.

Los aullidos se convirtieron en risa cuando Onésimo Mariscales lucho en dos ocasiones contra el micrófono, que se negaba a captar sus palabras. 

"Esto es un complót", gritó el legislador federal. "Pero ya tenemos a quien echarle la culpa", manifestó pensando quizá en el partido contrario, representando en el evento por el ex priísta, y exdirigente del tricolor navojoense, Arcadio Corral, quien llevó la representación del diputado panista Enrique Torres.

Por cierto, Arcadio fue sentado al fondo de la fila, en donde quizá estuvo a punto de sumarse a los aullidos de la jauría priísta. La sangre llama.

En el evento resultó interesante como las luchas internas dentro del expartidazo provocan inadversión. Los aspirantes al cargo de Mariscales Delgadillo así lo demostraron. 

Bulmaro Pacheco y José Luis Germán Espinoza, quien una hora antes dio a conocer que no puede ver ni leer... ¨¡pero piensa!, se sentaron al lado de Alberto Guerrero.

Al lado pero a metros de distancia (juntos pero bien separados de los diputados suspirantes) se sentó Próspero Ibarra Otero, otro que la "quele", y que no dejó de platicar con José Abraham Mendívil  o de hablar por su celular. 

Sólo se distrajo un poco cuando Mariscales Delgadillo luchaba por hacer funcionar el micrófono.