jueves, 6 de octubre de 2011

Buscan Solución a Mancha Blanca

El Bitachi/ Hermosillo.- Con el fin proteger la acuicultura del Estado, la SAGARPA está impulsando el desarrollo de un estudio de producción y formulación de un antígeno para su evaluación como vacuna contra el virus de la mancha blanca que afecta al camarón de cultivo, informó el Delegado Fernando Miranda Blanco.

Este esfuerzo forma parte del programa de Innovación  y Transferencia de Tecnología que opera Fundación Produce con un presupuesto de 9.8 millones de pesos para beneficio del sector pesquero y acuícola, apoyando este año 16 proyectos de investigación enfocados a especies como: camarón, cangrejo araña y cangrejo limón, totoaba, pepino de mar, ostión, curvina y jurel.

La investigación contra mancha blanca que desarrolla el Instituto Tecnológico de Sonora, cuenta con 595 mil pesos de apoyo federal para estudiar la producción y formulación del péptido VP-28 y su evaluación como vacuna para el camarón blanco, así como el protocolo de administración del antígeno y seguimiento de su potencial en granjas camaronícolas.

El síndrome de la mancha blanca es una enfermedad viral que afecta al cultivo de camarón, fue detectada por primera vez en 1992 en Taiwán y se extendió a Japón, Indonesia, Tailandia, Malasia e India. Tres días después de la aparición de los primeros signos clínicos puede causar hasta 100 por ciento de mortalidad en estanques infectados.

Por el momento, no existe una cura para esta enfermedad, sin embargo, es controlable a través de medidas sanitarias y el esfuerzo coordinado de los productores acuícolas y en la región, donde Sonora se mantiene como el primer productor nacional de camarón de granja.

Entre los proyectos de investigación pesquera apoyados este año, destacan los recursos destinados a estudios sobre: camarón (1.7 millones de pesos), ostión (1.2 millones de pesos), proyectos de maricultura para totoaba y jurel (1.7 millones de pesos); y otras especies (5.2 millones de pesos).

Estos estudios están siendo desarrollados por investigadores del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), Instituto de Acuacultura del Estado de Sonora, Instituto Nacional de la Pesca (Inapesca), RG Ambientes, CEDO, Instituto Tecnológico de Sonora (Itson) y Universidad de Sonora (Unison).