viernes, 2 de septiembre de 2011

Alerta Especialista Sobre Diabetes en Niños

El Bitachi/ Hermosillo.- La población infantil sonorense aumentó sus factores de riesgo para ser prediabética o diabética, una enfermedad que ya dejó de presentarse sólo en adultos mayores, reveló la académica del Departamento de Investigación y Posgrado en Alimentos (DIPA), María Esther Orozco García.

Entrevistada en el programa “Alimentación, problema de nuestro tiempo”, que transmite el DIPA por Radio Universidad, alertó a los padres de familia a evitar que sus hijos menores conjunten todos los factores que propician la diabetes tipo II, la de mayor incidencia en nuestra entidad.

Orozco García señaló que unido al factor genético hereditario, el peligro aumenta cuando los niños presentan cuadros de sobrepeso, obesidad, falta de ejercicio y consumo de alimentos altos en grasa y calorías.

Reiteró que en México somos una población con un gen hereditario y estamos en predisposición a desarrollar esta enfermedad.

En el caso de Sonora, dio a conocer que más del 30% de la población presenta un problema diagnosticado de diabetes “y, claro, la cifra podría aumentar por aquélla que no acude al médico”, por lo que no hay registros.

Citó que en años anteriores este mal se consideraba senil, pero hoy las estadísticas con niños diagnosticados dan como resultado una gran cantidad de prediabéticos, al presentar valores entre 95 y 100 sobre los niveles de glucosa en su sangre.

La investigadora del DIPA planteó que, en general, con una cultura de educación y nutrición la población podría alcanzar una calidad de vida saludable, pero sin dejar de estar pendiente de todas las señales y revisiones en sus niveles y de tolerancia en la glucosa.

Prediabetes, dijo, es un aviso de la enfermedad, y para evitarla se deberán mejorar la alimentación disminuyendo intensidad del “placer” en el consumo de alimentos altos en grasas y aceites, así como la circunferencia de la cintura grasa-abdominal, evitar comidas “rápidas” y la costumbres de cenar alimentos “pesados”.

En el caso de obesos y con sobrepeso, apuntó, reducirán los factores de riesgo si consumen al menos dos litros de agua cada 24 horas y realizan actividad física a través de 30 minutos diarios durante cinco días a la semana con una caminata ligera, tratando de reducir seis kilogramos al año.