jueves, 11 de agosto de 2011

Logra estudiante de Doctorado de CIAD la evaluación alta en E.U.

El Bitachi/ Hermosillo.- Invitada  por  el Center for Talented Youth de John Hopkins University para impartir un curso de verano, Aracely Angulo Molina,  estudiante de Doctorado en Nutrición del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), obtuvo  la evaluación más alta  como instructora que otorga esa institución.

La estudiante, cursa actualmente el segundo año del doctorado y trabaja con la evaluación de la actividad anticancerígena de análogos de vitamina E,  asesorada por el Dr. Jesús Hernández, investigador titular de la Coordinación de Nutrición de este Centro de Investigación.

Por segundo año consecutivo participando como instructora en el vecino país del norte, Aracely Angulo Molina ofreció por tres semanas el curso de “Anatomy and Physiology” a 17 jóvenes talento que por espacio de siete horas diarias, hasta completar 100,  interactuaron en las instalaciones de Moravian College en Bethlehem, Pensilvania.

Aracely narró que en esta ocasión fue invitada directamente  por  el Center for Talented Youth de John Hopkins University y no tuvo que realizar todo el proceso de selección nuevamente, dado que el año pasado fue evaluada y acreditada. 

 La estudiante explicó que todos los temas incluidos en la clase se manejaron tanto en teoría como  en la práctica “el 80 % fue práctica utilizando diversas dinámicas didácticas, modelos humanos y kits que incluyeron desde la observación de organismos unicelulares, disección de corazón, riñón y ojos, hasta la disección de cerdos completos.

El curso se realizó en salones de laboratorio y salones interactivos  de primer nivel, así como en español  e inglés, utilizando además el material  de Bodies Revealed, programa que utiliza imágenes y videos de disecciones reales de cuerpos humanos en diferentes planos anatómicos de la exposición internacional BODIES REVEALED que  ha sido llevado de gira por todo el mundo”.

Agregó que  mediante Johns Hopkins University  tuvo  la fortuna de utilizar para el  curso herramientas interactivas que le ayudaron a desarrollar temas como: la célula, las biomoléculas, los sistemas  del cuerpo humano y su aplicación en ciencias de la nutrición, ciencias farmacéuticas y ciencias forenses, entre otros.

También como parte de la instrucción dijo,  se promovieron las conductas de tolerancia  e inclusión con énfasis en respeto a las personas independientemente de su raza, de orientación sexual y  religión, ya que la  convivencia fue  de personas provenientes de 40 países, entre estudiantes, staff administrativo  y académicos, “siendo mi asistente  Alejandra Hernández, compañera de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) y yo, las  únicas instructora mexicanas”.