jueves, 25 de agosto de 2011

La Muerte del “Mensajero” Continúa Siendo Una Constante en la Región: SIP

* “La impunidad -- dijo Marroquín -- está incentivando aún más el clima de violencia y de inseguridad general de todos los mexicanos”

El Bitachi/ México.- El inicio de los trabajos de la Cumbre Hemisférica Universitaria “Políticas Públicas contra la impunidad”, convocado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), se vio empañado esta mañana por la noticia del asesinato del periodista Humberto Millán Salazar, del estado mexicano de Sinaloa.

En el mensaje de apertura de los trabajos, el presidente de la SIP, Gonzalo Marroquín destacó que para esta cumbre se escogió a México porque es “hoy por hoy el país más peligroso para ejercer el periodismo” en el continente americano, sin dejar de mencionar que existen otros países donde la impunidad se repite, con un número menor de casos.

En la Cumbre que tiene el copatrocinio de la Fundación para la Libertad de Expresión, el periódico Síntesis y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, participan estudiantes, académicos y periodistas de 13 países y 22 universidades del continente.

Marroquín, también presidente del diario Siglo 21 de Guatemala, añadió que “la negra mancha de la muerte del mensajero continúa siendo una constante” en los países americanos para forzar la censura y autocensura, “que el siglo pasado forzaron las dictaduras militares y ahora la violencia del crimen organizado”.

Agregó que lo que se persigue con el asesinato de un periodista es intimidar, y castigando al comunicador, lo que se intenta es promover la autocensura. Puso como ejemplo que en México ya existe un periódico que mediante un comunicado señaló que no publicarían más temas relacionados con el narcotráfico y el crimen organizado.

“Esta autocensura se convierte en el principal peligro, porque cuando se cae en esto, se está mandando el mensaje al crimen organizado, de que con la violencia se puede callar a la prensa”.

Además del violento embate del crimen organizado en contra de la libertad de prensa, agregó Marroquín, se encuentran los intentos oficiales de censura, propiciados por gobiernos autoritarios e intolerantes que están aprobando o tienen en fila en los congresos nacionales, leyes para restringir las libertades de prensa.

Enumeró que los países donde se han aprobado éstas leyes “son Venezuela, que fue donde ha empezado esta mala moda. Luego Ecuador, con alguna diferencia en la forma de aprobarla, además de Bolivia y Argentina donde existen ley aprobada o proyectos de ley muy restrictivos".

Al regresar el caso de México, dijo que es necesario exigir a las autoridades garanticen el ejercicio libre y pleno del periodismo, mostrando verdadera voluntad y eficacia al resolver los casos de periodistas asesinados y desaparecidos, al mismo tiempo de ofrecer información veraz y soportada en pruebas, porque la impunidad y la desinformación son alicientes para que los ataques a los periodistas se repitan.

“El libre flujo de ideas es el mejor aliado para una democracia, por lo que si el gobierno no actúa, es que está perjudicando a la propia democracia mexicana”, apuntó.

Dijo que el proceso electoral que se llevará a cabo en México en los próximos meses, será un momento trascendental en el que se podrá transmitir el mensaje a los gobernantes sobre la importancia de defender la Libertad de Prensa.

Gonzalo Marroquín señaló también que “la sociedad mexicana debe saber que cuando se asesina a un periodista, cuando el gobierno no aprueba una ley o cuando no actúa en una investigación, se está dañando su derecho de recibir información, por lo que es necesario que los periodistas, los medios, pero también la sociedad se sensibilicen para juntos luchar y defender la libertad de expresión”.

Pronunciamiento sobre asesinato de Humberto Millán

Antes de guardar un minuto de silencio, los asistentes a la Cumbre Hemisférica Universitaria expresaron su enérgica condena por el secuestro y asesinato del periodista Humberto Millán Salazar, mientras la SIP expresó que “la impunidad está incentivando aún más el clima de violencia y de inseguridad general de todos los mexicanos”.

En un comunicado, la SIP dijo que alumnos, docentes y decanos de 22 universidades en representación de 13 países de las Américas, fueron sorprendidos por el crimen de Millán Salazar, el séptimo comunicador mexicano asesinado en este 2011.

El presidente de la SIP, Gonzalo Marroquín, declaró que “con la fuerza que nos da esta convocatoria de jóvenes intelectuales de todo el continente comprometidos en esta conferencia en la búsqueda de mecanismos interamericanos para combatir la violencia, solicitamos al gobierno federal y del estado de Sinaloa que se aboquen de inmediato a la investigación de este crimen”.

Comunicado de la SIP

* Conferencia Hemisférica de la SIP en Puebla condena asesinato de periodista mexicano

PUEBLA (25 de agosto 2011)- Los participantes de la Conferencia Hemisférica Universitaria que se celebra hoy en Puebla, México, bajo la convocatoria de la Sociedad Interamericana de Prensa, condenan enérgicamente el secuestro y asesinato del periodista de Sinaloa Humberto Millán Salazar.

Alumnos, docentes y decanos de 22 universidades en representación de 13 países de las Américas, así como directivos de la Asociación Mexicana de Editores y de la Fundación para la Libertad de Expresión, que están reflexionando en esta ciudad sobre reformas de políticas públicas para combatir la impunidad que rodea los crímenes contra periodistas, fueron sorprendidos por el crimen de Millán Salazar, el séptimo comunicador mexicano asesinado en este 2011.

El presidente de la SIP, Gonzalo Marroquín, de Siglo 21 Guatemala, dijo que “con la fuerza que nos da esta convocatoria de jóvenes intelectuales de todo el continente comprometidos en esta conferencia en la búsqueda de mecanismos interamericanos para combatir la violencia, solicitamos al gobierno federal y del estado de Sinaloa que se aboquen de inmediato a la investigación de este crimen”.

“La impunidad --dijo Marroquín-- está incentivando aún más el clima de violencia y de inseguridad general de todos los mexicanos”.

Humberto Millán Salazar, con una trayectoria de 33 años en periodismo especializado en temas políticos, fue secuestrado minutos antes de las seis de la mañana del martes, tras salir de las instalaciones del Diario Digital A Discusión (www.a-discusion.com.mx), del que era director y en el que aparecía su columna “Sin Ambages”, que escribía desde hace más de dos décadas.

El comunicador salió del lugar y a bordo de su automóvil se dirigía a las oficinas de Radio Fórmula, donde trasmitía su programa, del mismo nombre de su columna, de 6:15 a 7 de la mañana. Apenas unas cuadras adelante, un comando a bordo de dos camionetas le cerró el paso y se bajaron alrededor de cinco hombres armados, quienes lo obligaron a subir a uno de los vehículos.

Al conocerse los hechos, los periodistas de Sinaloa exigieron a las autoridades locales que actuaran de inmediato para localizarlo y protegieran a su familia; además de investigar el caso desde el trabajo periodístico de Millán Salazar, quien en las últimos meses había escrito en torno a posibles actos irregulares cometidos por funcionarios del gobierno estatal.

Veintiocho horas después de que fuera secuestrado Millán Salazar, fue encontrado su cuerpo con un disparo, en las inmediaciones del campo Morelia, una zona a las afueras de las ciudad de Culiacán.

Estos hechos provocaron que otro periodista reconocido en Sinaloa con más de 25 años de trayectoria, Luis Enrique Ramírez, anunciara a través de su blog “Fuentes Fidedignas”, que abandonaba el estado porque tenía la certeza de enfrentar “un peligro real de muerte”.

Desde septiembre de 2010 las condiciones para los periodistas en Sinaloa se han agravado, primero con la amenaza de atacar el diario El Noroeste de Mazatlán, posteriormente la colocación de cabezas humanas a las afueras de ese diario y de El Debate, así como la colocación de mantas con denuncias contra funcionarios del gobierno estatal y que sus autores pretenden obligar a los medios a difundir