jueves, 9 de junio de 2011

Pensándolo Bien

Otra vez el chango al platanar.

Por Juan Roberto Valdez Leyva

“La pobreza es la peor forma de violencia”. Mahatma Gandhi, (Mohandas Karamchand Gandhi) 1869-1948, abogado, pensador y político indio.
En serio: ¿Declara por terquedad o ignorancia el Secretario de Hacienda y Crédito Público?

Pregunto porque ahora resulta que este señor que tiene por nombre y apellido Ernesto Cordero Arroyo acaba de decir que “Hoy, el salario mínimo alcanza para comprar más.”

Como se nota que dicho funcionario no tiene ni idea de lo que cuesta un kilo de tortillas, de pollo, carne o frijol!.

Y menos aún que los miserables $58.21diarios que ganan millones de mexicanos solo sirven para morirse de indignación, de impotencia y de coraje al observar como el gabinete que nos desgobierna, vive plácidamente en su burbuja feliz mostrando un ofensivo desprecio e indiferencia hacia el pueblo, que no da crédito a este tipo de declaraciones absurdas.

Le pido sensibilidad y empatía con el pueblo señor Secretario, porque no es lo mismo las penurias que un día sí y otro también enfrenta la gente común a los privilegios que tiene usted como funcionario.

¿Cómo va a ser lo mismo si usted percibe un salario mensual de $145,613.98 netos, líquidos, es decir libres de impuestos, más otras jugosas prestaciones que la gran mayoría de mexicanos ni en sueños se las imagina señor.

Para hacer más ilustrativa esta infame diferencias de sueldos, le digo que mientras más de la mitad de mexicanos sobreviven con el salario mínimo ya mencionado, usted cada día se embolsa $4,853.79.

Así que por favor no salga con estas declaraciones de que ahora el salario mínimo alcanza para comprar más cosas.

Le voy a proponer algo muy sencillo y con la ventaja de que no se venga con nosotros acá a nuestros pueblos, colonias o comunidades: Quédese en el confort, comodidad y seguridad de su casa e intente vivir con 60 pesos diarios, es más, con 100; más todavía, con 150.

Y después de una semana o un mes si resiste, entonces sí: Díganos lo que guste o declare esas insensateces que ya lo están distinguiendo y caracterizando como un funcionario burlesco.

Mientras tanto, me voy a permitir sugerirle a usted y a miles de funcionarios de los ámbitos estatales y municipales, las siguientes reflexiones con el ánimo de que mejoren su percepción de razón y de justicia:
(Pero las reflexionan ¿eh?)

Mmmhh, me quedo con una gran sensación de duda, pero van:

- Nadie debe aprovecharse de la necesidad ajena; menos el gobierno, aunque sea práctica común y electorera.

- Prohíban la pobreza, mediante mayor generación de empleos, mejores sueldos y mejor educación.

- No hay honor donde no hay nada que comer, y esto es una tristísima realidad.

_ Si hay hambre hasta un cura roba y a veces hasta sin hambre.

-  Dignifiquen el nombre de los pobres con acciones viables y concretas

- No prometas a los pobres, ya basta de engañarlos aprovechándose de sus necesidades y a veces de su ignorancia.

- El estómago vacío no ilumina el sendero.

- La caridad daña a quien la recibe, a menos que le ayude a independizarse

- No veas al rico para arriba ni al pobre para abajo, en el ideal democrático todos merecemos respeto.

- Para entender a los pobres debes olvidar tu comodidad.
_
La riqueza convierte a todo país extranjero en tu lugar de origen y la pobreza hace de tu país natal un lugar extraño, por eso muchos emigran.

En efecto: Si el reparto fuese equitativo dejaría de haber pobres.

- La pobreza mata la felicidad de la sociedad.

-  Las necesidades de los pobres deben ser prioritarias sobre los deseos de los ricos.

- La pobreza y la falta de inteligencia y educación son las tres causas principales del crimen y eso parece que todavía no lo entendemos; lo más fácil es criminalizar sin atacar las raíces de este problema social.

Volviendo al punto de Otra vez el chango al platanar, hace justamente un año, en Navojoa se dio un acto de censura hacia dos comunicadores de radio que actualmente son matrimonio.
Ahora pero en Cajeme, la “autoridad municipal” desmantela una pantalla de noticias, allana sin orden judicial y clausura un medio de comunicación.
Y todo en el marco del Día de la Libertad de Expresión.
¿Qué les pasa?
En campaña son blancas ovejitas y ahora grotescos gorilas.
¿Y los regidores y el Congreso? Bien, gracias.
Temen a quien los propuso y por eso obedecen facciosamente, olvidándose del mandato popular.
Buen día.