lunes, 23 de mayo de 2011

Entre shots (tiros o disparos) y el discurso político

Pensándolo Bien...

Cuántas veces deben las balas volar antes de que sean prohibidas para siempre”. Bob Dylan, músico, cantante y poeta estadounidense nacido en 1941.

El Bitachi/ Navojoa.- Corría la segunda mitad de los años sesentas cuando  me inicié en el fascinante mundo de la lecto-escritura y aparte de los libros de texto gratuitos, denominados entonces como Lengua Nacional, Aritmética, Geometría, Estudio de la Naturaleza, Historia, Geografía y Educación Cívica, que después se suprimió durante 25 años con los resultados ya conocidos, recurríamos a las tiendas del pueblo para disfrutar, previo pago de unos centavos, aquellas revistas de aventuras donde Gene Autry, Hopalong Cassidy, Red Rogers, El Llanero Solitario o Alma Grande, celosos guardianes de la ley, triunfaban siempre sobre los forajidos a punta de shots, balas, tiros y disparos.

Dichos personajes del orden público eran prototipos que los niños y jóvenes querían emular por convicción, por servir a la sociedad, no como último y único recurso ante la grave crisis de desempleo que agobia a millones de mexicanos y que ni así se convencen al ver al escenario tan complicado que campea por el país; ante la pasividad de un gobierno que en sus tres niveles, está más absorbido  malgastastando los recursos públicos en la promoción de imagen de sus respectivos jeques municipales, estatales o nacionales, en vez de dar ejemplo de sobriedad republicana, de honradez, o promoviendo una verdadera educación y cultura.

“Para qué los quiero cultos y educados” parece ser que pensó Felipe Calderón cuando el pasado Primero de Mayo, abandonó a la clase trabajadora del país y prefirió asistir a Roma al rito de beatificación de Juan Pablo II y pedirle al actual papa Benedicto XVI, también conocido como Joseph Alois Ratzinger, de origen alemán por cierto, que viniera a México porque “estamos sufriendo por la violencia, ellos lo necesitan, (él ni su séquito no porque andan súper protegidos) estamos sufriendo, lo estaremos esperando.”

¿Quuééé?

¿Necesitamos al papa para poner remedio a la situación que priva en el país?

¿Qué no es una responsabilidad del Poder Legislativo, del Poder Ejecutivo y del Poder Judicial?

Con razón estamos como estamos y es que la alianza del clero con algunos gobiernos, con los grandes latifundistas, prepotentes hacendados, destacados empresarios y banqueros, para someter a un país mientras lo explotan, se puede resumir en los siguientes parlamentos, según lo narra Fco. Martín Moreno, en su libro “México acribillado”:

- Pero padre - decía el obrero arrodillado a un lado del confesionario…no soporto esta situación, tengo mujer, hijos que mantener.

- Sé fuerte hijo mío, no trates de entender los designios inescrutables, resígnate devotamente a ellos - le contestaba una voz melosa.

- Tengo deudas padre y la raya no me alcanza.

- Son pruebas para medir tu amor hijo, tu lealtad. Ya vendrán los premios, las gratificaciones, las recompensas en el más allá, después del Juicio Final. Ten fe. Ten paz. Confía en la Justicia Divina. Anda vete ya y no cometas locuras que te condenen para siempre y te impidan lograr la paz eterna.

Pasarían 19 días para que  un nuevo dislate presidencial mexicano hiciera presencia ahora en un exclusivo hotel de Las Vegas, Nevada, Estados Unidos.

Se celebraba La Cumbre Global de Viajes y Turismo y allá fue a parar el mandatario mexicano, en vez de comisionar a la titular del ramo que es Gloria Guevara Manzo !Ah, mucho gusto! Para responder a fuertes críticas de los gringos sobre la inseguridad, con la siguiente declaración: “Yo vi a miles de springbreakes divirtiéndose en México y, lo que yo tengo entendido, los únicos shots (tiros, disparos) que recibieron eran de tequila y nada pasó”

Y es que los vecinitos del norte están muy preocupados de que aumente el número de víctimas de sus connacionales que en este sexenio ya suman 111 y de que no les ofrezcamos las garantías suficientes para que sus chicos se diviertan con una serie de excesos que allá les están vedados, aunque no muevan ni un dedo para frenar el tráfico de armas que en este lado de la frontera ya ha cobrado la friolera de 40 mil muertes con shots (tiros, disparos, balazos de verdad).

Dichos vacacionistas estadounidenses cruzan la línea para divertirse a lo grande en Puerto Peñasco por ejemplo, lugar que en 1928 servía de refugio al gánster Al Capone mientras huía de la justicia norteamericana en los años de la prohibición de bebidas alcohólicas, en la cual él tenía un emporio.

También llegan a Acapulco que durante más de 200 años fue un centro de intercambio comercial entre el Lejano Oriente y este país a través de la Nao de China o Galeón de Manila que de allá transportaba especias, arroz, porcelana y de aquí se llevaba maíz, chile, jitomates e inmensos cargamentos de plata con la complacencia de aquellos gobiernos virreinales que no distan mucho del disimulo de los gobiernos actuales ante el saqueo y explotación de nuestros recursos naturales.

Mientras llega el momento de sufragar por hombres honrados y mujeres honestas, capaces de anteponer la soberanía nacional a intereses particulares y extranjeros.

¿Es posible?

Hagamos que suceda.

Correo: juanrobertovl@hotmail.com