viernes, 15 de abril de 2011

Los Funcionarios Houdini

Por Aureliano Rincón Candelas

El Bitachi.- Mientras la ciudad se encontraba aturdida por el atentado matutino del jueves 14,  funcionarios del ramo de seguridad pública se encerraban “a piedra y lodo” en un conocido hotel de la ciudad, a festinar los resultados en materia se seguridad pública.

A lo mejor el secretario de Seguridad Pública, Ernesto Munro Palacios, ya no puede con la vergüenza y evita que le pregunten más por su sobrino de la PEI , arraigado por su presunta participación en un robo ocurrido en la casa de Gobierno.

O que el secretario de Seguridad Pública, Víctor Manuel Landeros, ande muy atareado promoviendo a Cócorit como destino necrofílico, aprovechando que dos de sus agentes fueran acribillados en días pasados en la citada comisaría.

En el interior, Munro Palacio hace uso del micrófono para presentar los números del semáforo delictivo, que luego la audiencia responde con un débil aplauso, pues de alguna manera hay que agradecer la invitación a comer del “Jefe”.

La orden del staff del funcionario estatal es implacable: el secretario no va declarar sobre el atentado contra la comandante, en tanto que por una ventana se observa la charla entre Munro Palacio y el Doctor Landeros.

Por el tono de las intervenciones, todo hace indicar que la reunión está por concluir. Como si fueran resortes, los reporteros abandonan la comodidad de los sillones en la espera de que aparezca el rocaportense.

Pasan los minutos y los reporteros se impacientan. Uno de ellos aprovecha que la puerta se abre y se percata que ambos Secretarios han desaparecido. Imposible  e impensable un “levantón” con tanta vigilancia policiaca, reflexionan.

La tropa reporteril se reparte las entradas, pero ni rastro. A los pocos minutos, un escolta confirma que el Doctor Landeros despide con honores a Munro Palcio, luego que como buenos Houdinis, desaparecieran para evitar las preguntas incómodas de la prensa.

Cómo está eso que el vocero de la Procuraduría, José Larrinaga Talamntes afirme que la Policía Estatal Investigadora trabaja por su parte en los operativos por conveniencia del procurador? Qué no se trabaja de manera coordinada, como tanto se ha “cacaraqueado”?

Sigue Cajeme más violento que Nogales o solo fue una cuestión temporal. El atentado contra la comandante de la PEI es un indicador importante, pero se esperaba su versión Secretario, sobre todo porque a cada rato se queja que los medios distorsionan la realidad.

Como evidencia de la reunión, quedaron las sobras del platillo. Algunos comensales evitaron comerse el Pan de la hamburguesa, quizás por la dieta o por rechazo al status quo, pues aunque los números digan lo contario, aun en los tiempo de alternancia, el combate al crimen organizado,  sabe a puro “pan y circo”.

Es tan sencillo como parafrasear a los Cadetes de Linares: “Aquí todo sigue igual, como cuando estaba….el PRI”.

Correo: arinconazo@hotmail.com