martes, 1 de marzo de 2011

Descubre "Hilo Negro" el CIAD: Afectan Heladas a Indígenas Mayos

El Bitachi.-Las heladas que se presentaron los primeros días de enero dejaron sin trabajo a los jornaleros agrícolas indígenas Mayos, cuyo territorio ancestral ya es parte de las zonas de agricultura mecanizada y de mercado, en los municipios de Huatabampo, Etchojoa y Navojoa, que se encuentran en las riberas del Río Mayo, al Sur del Estado de  Sonora.

Ese fue el resultado preliminar del diagnóstico que realiza en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), a través del Proyecto EDESPIS,  Capítulo Territorio y Recursos Naturales, de cual es responsable la Dra. Diana Luque, investigadora de la Coordinación de Desarrollo Regional.

Del 17 al 21 de febrero el grupo de investigadores  visitó  localidades de 21 núcleos agrarios, en su mayoría ejidos, donde fueron testigos de la alta vulnerabilidad en la que sobrevive este sector de la población sonorense.

Las heladas vienen a agravar la situación de los jornaleros Mayos ya que la agricultura de autosubsistencia ha desaparecido y la práctica de la ‘pepena’ que les permitía llevarse las sobras de las cosechas, tiende a disminuir severamente.

Tampoco se pueden apoyar en la agricultura de temporal  pues ya es mínima y  actualmente está gravemente afectada  por la sequía que lleva al menos dos años. Algunos habían logrado colocarse en las maquiladoras  cercanas, pero perdieron sus trabajos en la crisis del 2009.

Es evidente, resaltó la investigadora,  que la comunidad indígena Mayo rural, depende  de su jornal, que es temporal  y no les alcanza, pues a decir de ellos ahora todo lo tienen  que comprar, hasta el agua para tomar que cada vez está más cara.

¿Quién lo habrá dicho?

“Más antes, éramos pobres pero a nadie le faltaba de comer, y era comida buena, no como ahora, puro artificial, nos enfermamos más y tenemos que comprar las medicinas, el seguro popular no nos alcanza”.  “Aquí hay gente que no come nada en todo el día”,
“Ayer sólo comimos frijoles y sólo tengo media bolsa de harina pa’ la semana”, mencionó uno de los indígenas entrevistados.

A pesar de estar en gran alerta para ver los apoyos al campo que el Gobierno Federal  está anunciando para reactivar la actividad agrícola, el escepticismo de los ejidatarios Mayos crece porque dicen: “Los apoyos no los vemos nunca, pues por reglamento se dan ‘a quien trabaja la tierra’ y como nosotros  las tuvimos que rentar,  nunca nos llega nada”.

Además agregan que  “El gobierno nos mandó el empleo temporal, pero solo es por una semana y muy pocos alcanzaron a apuntarse, aquí todo va etiquetado según al partido en el que estés, si no estás en la lista, pos no te cae nada”.

Para que los apoyos les lleguen, este sector indígena demanda la necesidad de que las instituciones como la Comisión de Desarrollo Indígena (CDI) y la Comisión de Atención a los Pueblos Indígenas de Sonora (CAPIS), estén presentes en la  distribución de apoyos para la atención de  la población afectada por estos siniestros.