miércoles, 2 de febrero de 2011

Pensándolo Bien

Por Juan Roberto Valdez Leyva


¡Aayyy, la carretera y los políticos!
  
“En México hasta el conflicto es infructuoso; la incompetencia y la mezquindad marcan nuestra vida pública…lo que se ha impuesto entre nosotros es la convicción bien arraigada de que la misión de cada grupo consiste en hacer naufragar el barco del otro. El éxito de uno tiene como trofeo el infortunio del adversario, como si fuéramos enemigos, gladiadores; cuyo objetivo fuera aplastar a unos y levantarle la mano a otros.”
Jesús Silva Herzog, 1892-1985, economista mexicano.
Y mire Usted las casualidades: a los seis meses de la muerte de don Jesús, tomaba posesión como gobernador de Sonora Rodolfo Félix Valdez, un 13 de septiembre de 1985, cuya obra principal de su gobierno fue la ampliación a autopista de cuatro carriles de la carretera federal 15 desde el límite con Sinaloa hasta la frontera con Estados Unidos en Nogales.
A pesar de las airadas protestas de Adalberto “El Pelón” Rosas y sus simpatizantes que denunciaban fraude electoral, el aparato gubernamental arropó al candidato priísta y en poco tiempo las cámaras empresariales, los sectores productivos, las dependencias oficiales y todo lo que Usted guste mandar, celebraban con júbilo el atraco que nos hacían con nuestra carretera para convertirla en autopista y meterle 6 casetas de robo, perdón, de cobro que de punta a punta y en ida y vuelta, cuesta arriba de $600 viajando en un auto compacto.
Carretera que hoy está como bandera de lucha tardía y desfasada de algunos políticos, porque en su momento ni pío hicieron, bueno algunos porque ni sabían qué ondas y otros porque al parecer no les convenía a sus intereses.
Veamos:
Recordemos primero que el sexenio de Rodolfo Félix Valdez duró de 1985 a 1991.
Terminaba la L Legislatura (1982-1985) y con ella el período como diputada local por Navojoa, Alicia Borrego… y no dijo nada en contra del atraco.
En la LI Legislatura (1985-1988) fungió como diputado local José Antonio Urbina Sánchez y tampoco reprobó el asalto, ¿cómo? Si saliendo de diputado fue presidente municipal de Navojoa (1988-1991)
Inició la LII Legislatura (1988.1991) terminando con ella el mandato sexenal y el diputado electo fue otro José pero Rosario Ruelas Rivera y ¿qué creen? Tampoco desaprobó que nos quitaran la carretera libre pero se quedó con las ganas de gobernar La Perla del Mayo.
Ya ausente Rodolfo Félix Valdez, el diputado local fue Ladislao Ramírez Mercado que también se quedó calladito como todos los representantes populares que siguieron…hasta que llegaron a los gobiernos federal y estatal candidatos de otro partido.
¿Qué curioso verdad? Arturo León Lerma gobernó Navojoa 1985-1988 y ni por enterado se quiso dar de la dichosa cuatro carriles y sus casetas, claro, si en su camino estaba una diputación federal.
Ahora resulta que un grupo de 6 legisladores federales quieren eliminar la caseta, mmhhh, justifico, quizá sin razón, a Miguel Ernesto Pompa Corella, Ernesto de Lucas Hopkins, Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez y Rogelio Manuel Díaz Brown, que entonces tenían 15, 9, 8 y 5 años de edad respectivamente. No podían ser los gallitos que ahora creen ser.
De José Luis Marcos León Perea no pude investigar gran cosa excepto que es doctor pero de Onésimo Mariscales tengo estos datos:
Durante el sexenio que nos ocupa, se desempeñó como Coordinador Regional mayo II y Secretario de Orientación Ideológica del SNTE pero no se atrevió a ningún tipo de movilización en contra de las casetas. Fue regidor 1988-1991 y tampoco protestó. Fue diputado de la LVII Legislatura 2003-2006 y temo que tampoco se animó a realizar alguna protesta en virtud del yugo Boursista y porque en su camino estaba ser presidente municipal 2006-2009.
Algunos me han preguntado por Guillermo Peña Enríquez, les digo que él ha sido diputado 2 veces: en la XLIX Legislatura 1979-1982 y en la LIX 2006.2009.
En la primera no fijó postura sobre las casetas porque no existían todavía y en la segunda tal vez no quiso enemistarse con el efímero dueño del PRI Sonora y porque acariciaba la idea de ser presidente municipal, finalmente como dicen pa´mi pueblo: estando bien arriba, que importan los de abajo.
Me quedo pensando una cosa: ¿Qué tal si los grupos parlamentarios de aquel entonces se hubieran puesto fuertes a favor del pueblo y hubieran pactado la 4 carriles pero dejándonos libre la que ya era nuestra?
Otro gallo nos cantara y creyéramos en serio en nuestros representantes, de otro modo cobra vigencia el extraordinario pensamiento de don Jesús Silva Herzog: La incompetencia y la mezquindad marcan nuestra vida pública.
¿Y sabe por qué?
Porque lo permitimos, porque nos falta abrir los ojos, porque es necesario alejarnos de lo que no nos deja nada de provecho y educarnos junto con nuestros hijos.
Salvo su mejor opinión.
Buen día.